in

La Crónica. Cuando Sonríe la Macarena

Tras mucho tiempo de espera, sobre las 4 de la madrugada del pasado sabado 18 cruzaba el atrio de su basilica  la  Esperanza Macarena, en lo que seria un traslado hacia el Estadio Olímpico lleno de emoción y de momentos inolvidables.

Tras la Marcha Real, la Sociedad Filarmónica del Carmen de salteras interpretó las marchas, “Esperanza Macarena” del maestro Pedro Morales y “Coronación de la Macarena” del compositor Pedro Braña con la que con la que llegó al Arco que tiene su nombre.
La procesión extraordinaria contaba con un numeroso cortejo formado por hermanos con cirios y abriendo el cortejo, la Cruz Basilical, seguida del Guión de la Coronación, Banderín de Santa Ángela, Bandera Pontificia, Estandarte Corporativo cerraba el cortejo de hermanos con cirios y tras el cuerpo de acolito y la inmensa bulla que acompaño a la Santísima Virgen iba la presidencia con su Teniente de Hno. Mayor a la cabeza segidamente del de la Virgen de la Esperanza Macarena.

Alrededor de las 6 de la mañana y apunto de despuntar el día, la virgen de la Esperanza cruzaba por primera vez el río Guadalquivir por el modernista puente del Alamillo a los sones de “Macarena” de Abel Moreno, en este inedito momento el puente estaba a revosar de sevillanos que no se querian perder la novedosa estampa.
Otro momento de gran emoción se vivieron cuando al alba la Santísima Virgen transistaba por el parque del Alamillo a los sones del Himno a la Esperanza Macarena

Y finalmente a las 8:30h. y a los sones de “Madre Purísima, Macarena”, las andas de la señora se introducían por el túnel norte del estadio olímpico, donde por fin las Hermanas de la Cruz pudieron disfrutar de su presencia.

Al terminar el acto de Beatificación, la Virgen se acercó hasta el lugar donde se encontraban las Hermanitas  al son de “Pasan los Campanilleros”, momento en los que las lágrimas se deslizaban por sus rostros angelicales.

A las 18:00 salía por el túnel norte del estadio, la cruz basilical, señal de lo que seria una procesión de mas gloria si cabe, una hora después ya se adivinaba por el túnel el rostro de la Esperanza Macarena, al sonar la Marcha Real se convirtió en una explosión de júbilo. A la vuelta ya se pudieron escuchar marchas que no eran de dedicadas exclusivamente a la Macarena, como Rocio, Estrella Sublime, entre otras composiciones.

El momento mas esperado sin duda fue cuando la filo de la media noche, la Macarena llenó de esperanza el hospital que lleva su nombre, y donde esperaban familaires de enfermos y el equipo médico, no sesaron los vivas y los gritos de clamor a la virgen.

El sueño comenzaba a  acabarse, cuando llegó de nuevo a la explanada de la basílica y frente al arco el paso de la esperanza dio un giro de 360 grados a los sones de “Macarena” de Emilio Cebrian, tras pasar el arco a los sones de la virgen se introdujo en el atrio del templo y fue recibida por un hermoso canto del hno. Alex Ortiz desde el balcon de la casa del capiller, con “Aniversario Macareno” la Esperanza se reencontró con su hijo que lo esperaba en el altar mayor, tras el himno nacional las andas de la Macarena fueron colocadas otra vez y después de un día en su sitio.

Fotos: Juan Alberto Mogrera y Álvaro Sáez

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

Hoy, Ensayo de Ntra. Sra. de la Merced de Rochelambert

La Foto de una Sevillana para las Fiestas de la Virgen del Rosario de Rota