- La Opinión del Cofrade

En Imágenes. La mirada del dulcísimo Nazareno por @JMMoran94

DSC_0098Cada año, las priostías de nuestras hermandades se esmeran cada vez más con los altares de cultos. Hay altares como el altar de quinario de la Hermandad de la Quinta Angustia, el altar de la Hermandad del Calvario o el altar de novena de la Hermandad de San Isidoro entre otros, que son maravillosos. Pero destaco el quinario de la Hermandad de los primitivos nazarenos de Sevilla, el de Nuestro Padre Jesús Nazareno de la hermandad de El Silencio.

Nuestro Padre Jesús Nazareno es una de mis devociones y, siempre que le hago una visita en su iglesia de San Antonio Abad lo veo muy bien iluminado por los focos que en el templo le tienen puesto, pero, este año en el quinario, en el excelente altar que la priostía de la hermandad ha montado, pensé que como sería la mirada de Nuestro Padre Jesús Nazareno iluminado solo por velas. Como Ocampo veía a su obra ya terminada en aquella época en la que aún no existía la electricidad.

Gracias a un buen amigos de la hermandad, pude ver a Nuestro Padre Jesús Nazareno Ocampo veía a su obra. Apagamos San Antonio Abad y el tenebrismo nos invadía. La palabra que solo escuchaba era la de “impresionante”. En ese momento, el Nazareno se había transformado, y nos trasladamos siglos atrás con él. La mirada del “Dulcísimo Nazareno” cambió con la luz que las velas producían. La pupila se iluminaba como si tuviera vida, los labios parecían como si los estuviera moviendo y como queriendo decirnos algo.

Ese día lo tuve muy claro y, El Nazareno está vivo, queriendo decirnos algo tímidamente, y en esa noche mágica, en la que sale a la calle en su barco de oro entre faroles de galeón, van hablándonos, susurrándonos en el silencio en el que pasea en la noche de Sevilla de la Madrugá del Viernes Santo.

AnteriorSiguiente