El mal estado de su templo obliga a la Redención a trasladarse

Santiago fue cedida por el Arzobispado a la Redención en 1970

Tras las catas realizadas en la cubierta de la Iglesia de Santiago, la cofradía del Lunes Santo se ve obligada a emprender unas obras para su conservación y mantenimiento.

Los trabajos no se harán esperar y comenzarán en el próximo mes de junio, tras los cultos a María Santísima del Rocío.

Estas tareas obligaran a cerrar el templo durante al menos seis o siete meses, lo que conlleva que los titulares de la corporación deban ser trasladados. El destino que se ha decidido para albergarlos es la vecina parroquia de San Ildefonso.

Los cultos en San Ildefonso

La Virgen del Rocío preside el presbiterio de Santiago junto a los apóstoles y el Espíritu Santo | Alejandro Braña

Durante su estancia en San Ildefonso, la hermandad del Beso de Judas celebrará algunos de sus cultos principales, como las celebraciones de la Virgen del Carmen, la de Santiago Apóstol y la función y besamanos de la Virgen del Rocío con motivo de la festividad de la Inmaculada.

San Ildefonso será su quinta sede

Desde que en 1955 se fundara esta joven hermandad, han sido varios los templos y los motivos por los que se ha visto obligada a cambiar.

En Santa María la Blanca, lugar de nacimiento, se estuvo hasta que en 1958, y tras un fallido intento anterior, se traslada el Viernes de Dolores a la Virgen del Rocío, única titular hasta la fecha, hasta la iglesia de la Misericordia.

Primera salida procesional en 1959 desde la iglesia de la Misericordia

En el templo de la Misericordia procesionó solamente en 1959 y 1960, ya que desde 1961 lo hizo desde la que ha sido su sede hasta hoy, la iglesia de Santiago.

En el año 1970 el Arzobispado cede a la Hermandad la iglesia de Santiago, por decreto de 15 de Mayo “en uso y perpetuamente”, lo que, por un lado, supuso una satisfacción y, por el otro, la constante preocupación de los costos de mantenimiento, habida cuenta del estado en que se hallaba el templo. Estos problemas continuaron hasta que en 1977, como consecuencia de las obras realizadas en casas colindantes, y existiendo peligro de desplomarse parte de la fachada, Santa Catalina acoge al Señor de la Redención y a la Virgen del Rocío.

Cultos a la Virgen del Rocío en Santa Catalina

No fue hasta en 1980, cuando la cofradía pudo regresar a su templo, haciéndolo con una procesión por las calles del barrio, finalizando el recorrido en torno a las 2 de la madrugada.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Avatar

Community manager y fotógrafo profesional

400 años del Crucificado de la Conversión en el Mercantil

Las Cigarreras inaugura su 40 aniversario con un Concierto en la Basílica de la Esperanza Macarena