- La Crónica

Virgen de Guía, protectora de Castilleja de la Cuesta

Ayer, 2 de julio, el pueblo de Castilleja de la Cuesta volvía a convertirse como viene siendo habitual estos últimos años, en el día en el que Nuestra Señora de Guía celebrando su día, bendecía y teñía de rosa y blanco las calles de su pueblo.
Rondaban las 20:30 cuando tras un esfuerzo brutal de la cuadrilla de costaleros, que la sacaba con rodilla al suelo por la puerta de su ermita, sonaba el Himno Nacional interpretado por la Banda Municipal de Coria del Río, entre cohetes y aplausos de los vecinos que con Ella se encontraban.
Así, se disponía a alcanzar la famosa Calle Real para buscar los rincones y las revirás perfectas por el centro de Castilleja. Ante el cuerpo de acólito, la acompañaban las representaciones de la Hermandad de Santiago Apóstol, Hermandad de la Inmaculada Concepción y Asociación Parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, así como una representación oficial del Excelentísimo Ayuntamiento de la localidad, del cual Nuestra Señora de Guía, es oficial Protectora y Patrona. También el Párroco del pueblo acompañaba a la Madre de Dios.
Con muchos fieles tras su característico manto rosa, alcanzaba entre campanas y alegría la Plaza de Santiago, donde hacía su primera Estación (Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol) en la noche del 2 de Julio.
Con mucho gusto recorría las calles engalanadas, buscando la Iglesia de la Inmaculada Concepción, donde repitiendo con el mismo protocolo, hacía la segunda estación en su noche.

Con una petalada organizada por el Grupo Joven de la Asociación Parroquial de la Virgen de Guía, discurría avanzada la noche y tras recorre las calles centrales del pueblo, se encaminaba Real abajo en busca de su Ermita.
En este discurrir, se repitió un acto ya tradicional en su salida, en el que el Paso de la Santísima Virgen, se volvía y bendecía los bloques de piso que llevan su nombre, que estaban preparados y engalanados para la ocasión con un sencillo y sublime altar bajo el azulejo de la titular.
Rodeada de sus devotos, de miembros del Ayuntamiento ya como fieles e iluminada como es tradicional por bengalas, avanzaba entre la oscuridad de la famosa Cuesta del Caracol para alcanzar, a eso de la 1:00 de la madrugada su ermita.
Sonaba Estrella Sublime, una revirá elegante en el que la cuadrilla obligó a repetir en 2 ocasiones la composición de López Farfá y una ráfaga de fuegos artificiales despedían a la Virgen en su Glorioso día.
De nuevo rodillas en tierra para los costaleros, y la Virgen, ya se encontraba en su casa. Allí se escuchó la salve a María Santísima, se volvió ante el Señor de las Tres Caídas (Señor de Guía) y culminó una procesión que, gracias a la Asociación Parroquial que viene trabajando con fuerza, está cada año ganando la importancia que Nuestra Señora de Guía se merece como Protectora de Castilleja desde hace cerca de 500 años.

Redacta Juan Pablo Pozo
Vídeo de isaacmanuelpastor

Entrada Patrocinada por Uploaded with ImageShack.us

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org