in

Una pintura impresionista para anunciar El Rocío 2017

La Hermandad Matriz de Almonte desveló en la jornada del Domingo de Resurrección el cartel que nos anuncia la Romería de este 2017 y que ha sido realizado por el artista Javier Aguilera y que según el propio autor está realizada en óleo sobre tabla de 173x 97cm, de pincelada rápida e impresionista, el color es protagonista y vibra por todo el cuadro.”

En declaraciones para este medio, Javier Aguilar nos cuenta que “ha sido un gran honor como pintor y como rociero” pintar el cartel para la Hermandad Matriz, además nos cuenta cómo fue ayer la presentación para un artista que se confiesa rociero y devoto de la Blanca Paloma. “Ayer viví un momento irrepetible en Almonte”. 

¿Por qué este momento y no otro de la salida de la Virgen? La salve del lunes ante la Virgen es un momento lleno de emociones para todas las hermandades del Rocío…y claro…Puente Genil también. 

Porque este artista vive El Rocío con la Hermandad de Puente Genil y así nos lo cuenta “La hermandad de Puente Genil me enseñó a ser rociero.”

EL CARTEL

Aguilar, procedente de la localidad cordobesa de Puente Genil nos traslada en su obra directamente a la mañana luminosa del lunes de Pentecostés. En palabras del propio autor nos describe esta escena tan típica y tan especial que se vive junto a la Virgen del Rocío.

“El sol empieza a calentar la mañana, iluminando frente a frente a la Patrona de Almonte, la Reina de las Marismas. Un mar de almonteños la llevan sobre sus hombros,sufrientes por el calor y por el movimiento del paso. Son los hombres de la Virgen. Muy cerca siempre, las hermandades filiales, que llegan para rezar su última Salve antes de emprender el camino de regreso.

Podemos ver el Simpecado de Puente Genil, que en ese preciso momento, reza su salve ante la Divina Pastora, dirigida por un sacerdote en hombros, el recordado y muy querido por el mundo rociero, Padre Quevedo, valedor y pregonero de la devoción rociera durante toda su vida. Un homenaje póstumo de mis pinceles, mi admiración y de mi eterna amistad y cariño. Un almonteño entrega un ramo de azucenas blancas; una representación simbólica de las almas de todos los rocieros que la queremos y que nos encomendamos a Ella todos los días del año.

Por último, la escena es contemplada desde el cielo por el Espíritu Santo, el que alentó a los apóstoles a predicar el evangelio por el mundo y el inspirador de esta fe rociera en nosotros, siempre para mayor gloria y alabanza de Dios y de su Santísima Madre, la Virgen del Rocío.”

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

Domingo de Resurrección en La Rinconada

Los Gitanos en la Cuesta del Bacalao