Sin categoría

Suena a Semana Santa: Banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Sol

Pepe Cruz.

Han pasado ya 40 años…” Con una frase similar se narraba el comienzo del trabajo discográfico grabado para en conmemoración del XXV Aniversario fundacional de la banda, titulado “Sones de Sol”. Quince años más tarde continúa en su labor de interpretar la música procesional con su sello propio, por y para Sevilla siempre.

Fundada en el año 1975 por D. Eusebio Carlos Álvarez-Ossorio Rojas Marcos en el seno de un grupo de personas fervorosas de la Cruz de Mayo de la Virgen del Sol, que por entonces radicaba en el Barrio de Los Remedios, la banda ha ido de la mano a lo largo de su historia del estilo clásico y serio, las bases en las que desde sus inicios se apoyó.

En 1979 se rehace tras una escisión habida en la denominada Banda Sol-Victoria, de la que nació la de Las Cigarreras. Entonces, la Banda del Sol traslada sus ensayos al Barrio de San Bernardo, concretamente a la Calle Portaceli, junto a la antigua Fábrica de Artillería.

Su estilo y buen hacer le llevó a acompañar a diferentes cofradías. Curiosamente su primera salida en Semana Santa tras un paso fue en el palio de la Virgen de la Victoria, de la Hermandad de Las Cigarreras, cuando el Jueves Santo del año 1979 sustituyó a la Banda de Música de Pilas que acompañaba a la Dolorosa de vuelta hacia su templo, habiendo iniciado el desfile procesional abriendo paso delante de la Cruz de Guía.

A raíz de ese momento, otras Hermandades como El Baratillo o la Hermandad de La O depositaron su confianza en la banda para acompañar en sus salidas procesionales a sus imágenes cristíferas.

A ellas siguieron otras como la del Rosario de San Julián, que procesiona en octubre por las calles de su feligresía; La Borriquita, donde abría paso inicialmente y posteriormente pasó a acompañar al misterio; San Roque, abriendo su cortejo; y tras el “pasocristo” de Santa Genoveva, Las Aguas, La Candelaria, El Cerro, Los Panaderos, La Exaltación y Monte-Sión; y otras fuera de Sevilla, como la Hermandad del Rosario de Carrión de los Céspedes, la Hermandad de la Santa Cruz de La Palma del Condado o el Corpus Christi de Carmona, entre otras.

Cabe destacar que en 1987 acompañó durante unas horas al misterio de La Carretería, ya que la banda contratada para tal efecto venía de tocar en la madrugada de un pueblo sevillano y no se encontraría para la salida de la cofradía de Toneleros. Posteriormente, como cada Viernes Santo, la banda se desplazó a la Calle Castilla para acompañar al Nazareno de La O.

En 1992, esta vez con motivo de la celebración del Santo Entierro Magno, volvió a acompañar al misterio del Cristo de la Salud de La Carretería.

Igualmente participó en diferentes actos extraordinarios: abrió paso en el cortejo de María Santísima de de Regla, de la Hermandad de Los Panaderos, con motivo del cuarto centenario de sus primeras reglas en el año 2001, y en el de la coronación canónica de María Santísima de La O en 2007.

Su lema, Por Sevilla siempre, no es una leyenda impuesta al azar, se trata de una de las señas de identidad de la banda, que no es otra que trabajar en pos de recuperar antiguas tradiciones sevillanas. En 1986, tras varios años de intento, con la ayuda de D. Rogelio Gómez, D. Antonio Burgos y el padre D. Federico Pérez Estudillo, volvían a sonar Las Lágrimas de San Pedro desde el campanario de la Giralda, interpretados por seis cornetas de la banda, por entonces uniformados con gorra de plato y pantalón verde, camisa de manga corta celeste y gala verde, al que sustituyó años después el uniforme de gala inspirado en el Regimiento de Caballería Sagunto VII y la inclusión de seis clarines traídos por la banda desde Madrid, que reemplazaban a su vez a las cornetas.

Anteriormente, en el año 1981, reorganizó la Guardia Romana que acompaña al Santo Entierro. El Bando del Corpus Christi en 1986, los Gozos de la Inmaculada o los Gozos de San Teodomiro, en Carmona, la reciente creación de los Laudes en honor de la Pura y Limpia del Postigo, de nuevo de la mano de D. Rogelio Gómez, los Toques en honor de la Virgen del Carmen de Calatrava y la Candelá de La O, son otras de las tradiciones recuperadas.

Durante dos años la Banda crea una escuadra de Batidores a caballo, para acompañar a la Cabalgata de S.S.M.M. Los Reyes Magos del Excmo. Ateneo de Sevilla.

Igualmente organizó los Certámenes de Santa Cecilia en Sevilla, y las Concentraciones de Bandas de Andalucía en la Plaza de España.

En lo que concierne a uniformidad, además de los anteriormente mencionados, la banda ha contado desde sus inicios con diferentes uniformes. El primero de ellos constaba de camisa blanca, pantalón azul, hombreras azules y boina azul. De este hubo alguna variante, ya que se llegó a utilizar guerreras grises de la Banda de La Pañoleta y de la Banda del Maestro Patón, aunque solo en dos actuaciones.

Posteriormente el beige y el verde fueron los colores protagonistas en las dos siguientes uniformidades: primeramente traje completo en beige con gorra de plato del mismo color, y gala y adornos en verde, y a la inversa en el siguiente.

También dispusieron de otro que constaba de camisa kaki con pantalón azul y boina azul, y pañuelo verde al cuello, con manoplas negras para los cornetas.

A todos ellos seguiría el inspirado en el Regimiento Sagunto VII, con el que paralelamente utilizaron uno de verano formado por pantalón azul marino con cinta roja, camisa celeste con hombreras azules, gala oro, cinturón charol blanco, y gorra de paño en celeste y rojo.

Sus cuarenta años de historia se reflejan igualmente en su amplia discografía, al contar con doce trabajos discográficos editados y un video-clip, “Sol de Pasión”, en los que, además de mostrar su adaptación a los tiempos, nunca dejó de lado su corte clásico. Autores como Francisco Japón, Pedro Manuel Pacheco, Javier González, Juan Antonio Gómez Galván, Antonio Velasco, Manuel Esteban, el propio Eusebio Carlos Álvarez-Ossorio Rojas-Marcos, y otros actuales como Juan Manuel Fernández Carranza o Israel Jiménez Chozas, compusieron marchas para ser interpretadas por la banda. Hablamos de marchas como Santa Marta, María, Madre y Maestra, Bendición, Pentecostés, La Rosa del Arenal, Aguas de Guadalupe, Jesús de la Victoria, Sol en Tu Cara, Señora, Cruz de Carey, Sol, Como un clavel, Beso de Judas, A Ti, Esperanza, … y un largo etcétera hasta completar un gran repertorio.

Sevillanía y clasicismo. Dos adjetivos que definen los cuarenta años de historia de la Banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Sol. Este es el comienzo de los próximos cuarenta años, de sones de Sol por Sevilla…siempre.

Mi  agradecimiento por los datos aportados para la creación de este artículo a la Banda de cornetas y tambores Nuestra Señora del Sol y a D. Eusebio Álvarez-Ossorio Rojas-Marcos.

Pepe Cruz

@PepeCruzdeSoL

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional