in

Santa Catalina, el barrio de la Virgen del Carmen

Ayer, día de la festividad de la Virgen del Carmen, el barrio de Santa Catalina y San Román se vistió de gala y sacó a relucir su estilo más puro de barrio con la procesión de Nuestra Señora del Carmen. La ocasión lo merecía aunque si que es verdad que los sevillanos y devotos hubiesen agradecido unas temperaturas más suaves y no el calor sofocante que acompañó durante todo el recorrido a la procesión. Las cosas del mes de Julio y de Sevilla…

Las puertas de la parroquia de San Román (un año más sin salir de Santa Catalina) se abrieron en torno a las 21 horas como estaba previsto tras la finalización de la Función Principal de la Hermandad y comenzó una procesión que en ningún momento del recorrido se vio abandonada por el calor (este sí) de los sevillanos que arremolinaban por las calles. En el cortejo, participaron las representaciones de las Hermandades de Los Gitanos y La Exaltación junto a sus Hermanos Mayores, José Manuel Marcos (La Exaltación) y José Moreno (Los Gitanos), además de miembros de la marina y el pregonero del Carmen, Álvaro Perejil.

A las 21:10 horas, la Virgen salía por el templo con la complicación que le caracteriza al tener que cruzar la puerta ojival de la parroquia. A los mandos, el capataz Emilio Moreno (también capataz de la Virgen de las Lágrimas de La Exaltación y de la Soledad de Cantillana) con mucha delicadeza sacaba el paso a los sones del Himno de Andalucía. Ya en la calle, con una plaza de San Román llena al completo, la Virgen avanzaba dirección a la Calle Matahacas (recorrido novedoso cuando anteriormente tiraba por la Calle Sol) a los sones de la marcha “Rocío”.

A medida que avanza la tarde y la noche se habría hueco, la Virgen pasó por delante de la torre de Santa Catalina ya restaurada y sirviendo de telón para una estampa que estamos deseando de volver a ver. Al llegar a las Setas de la Encarnación, cuando la Virgen se encontraba para revirar en la Calle Alcázares los sones de la marcha “Mi Amargura” y una trabajo lento de los hombres de abajo pusieron los pulsos acelerados y el bello de punta viviendo uno de los momentos más bonitos de la procesión.

Al llegar de nuevo a la Parroquia de San Román, cuando las horas de calor y cansancio se acumulaban, la Asociación Musical de la Algaba interpretaba la marcha “Esperanza de Triana Coronada” que levantó los ánimos para que la Virgen entrase triunfantemente en el templo.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Los sones de la AM Veterana de Sevilla abrirán el paso a Montesión

“Saeta Cordobesa” para la Virgen del Carmen del Santo Ángel