in ,

¿Sabías qué? El Cristo de la Providencia de Montes de Oca o de Juan de Astorga

Sabado Santo- Los Servitas (11)

Hace un par de semanas, en la noche en blanco celebrada en Sevilla, conocí una curiosa historia que hoy quiero compartir con vosotros.

Si nos situamos a mediados del siglo XX, nos encontramos a una Hermandad de los Servitas prácticamente desaparecida, debido a la pérdida de buena parte de los enseres en un incendio que ocurrió en la parroquia de San Marcos durante la Guerra Civil. Sin embargo, llegado el año 1950, el que fuera Capellán Real de la Catedral, Manuel Ortiz Morilla, junto con cuatro hermanos, entre ellos Antonio Espinosa, consiguieron reorganizar la Hermandad, nombrándose a este último como Hermano Mayor.

Es curioso destacar que, por aquellos años, el Cristo no tenía advocación. Será el mencionado Antonio Espinosa quien le otorgue la advocación actual de “Providencia”.

¿De dónde proviene entonces esa advocación?

La respuesta la encontramos en el crucificado que preside el altar de la Escuela de Cristo, que se localiza a la espalda de la parroquia de San Cruz.

El actual crucificado de la Providencia, que allí encontramos, es de Juan de Astorga de 1818. Esta imagen vino a sustituir al que hoy conocemos como el Santísimo Cristo del Calvario, que presidió la Escuela durante los años que la parroquia de San Ildefonso permaneció en obras, y cuyo párroco vendió a esta congregación debido a la desaparición de la hermandad de los Mulatos. Finalizada la restauración de la parroquia, el párroco reclama el regreso del crucificado del Calvario, quedando desierto el altar de la Escuela de Cristo. Llegados a ese punto, se encarga a Astorga, que también era hermano de la congregación, la realización del actual titular.

Debido a la falta de liquidez por esa época, los hermanos rezaban al crucificado pidiéndole ayuda para poder pagar su hechura y que se quedase con ellos. Debido a estas prerrogativas, los Hermanos, que consiguieron el dinero, decidieron otorgarle la advocación de “Providencia”.

Pues bien, si recordamos el nombre de Antonio Espinosa, reorganizador de los Servitas, miembro de la Escuela de Cristo por aquél entonces, cogió la idea de la advocación de “Providencia” para su Cristo de los Servitas.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Concierto Solidario de Santa Ana de Dos Hermanas en la Palma de Cádiz

La música en la Hermandad de la O en su 450 aniversario