- ¿Sabías Qué...?, - ¿Sabías Qué...? Sevilla

¿Sabías Qué…? El traslado de los palios del Dulce Nombre y de la Victoria al Salvador

¿Sabías que… con motivo de la exposición “Los Esplendores de Sevilla”, celebrada en 1992 en el Templo del Salvador, se realizaron dos traslados de la Virgen del Dulce Nombre y de la Victoria al mismo en sus palios la noche del 23 de junio de aquel año?

            La Virgen del Dulce nombre tenía que haber llegado al Salvador el domingo anterior, pero, debido a la lluvia, hubo que aplazar el traslado hasta el jueves. Llamó especialmente la atención a su salida a las siete y media de la tarde en una Plaza de San Lorenzo totalmente abarrotada de público el exorno floral que lució el palio a base de claveles blancos y no de los habituales rosas. Sin embargo, no fue esta la nota que más sorprendió a los allí congregados, sino el hecho de que la Virgen fuese acompañada en su traslado a la exposición con música, pues no era lo que estaba previsto, haciéndolo la banda de La Oliva de Salteras, que interpretó en primer lugar la marcha “Esperanza Macarena”.

            Tras un espléndido caminar por las calles de Sevilla, el palio de la Virgen del Dulce Nombre entraría cerca de las doce de la noche a los sones de “Rocío”, con una Plaza del Salvador abarrotada de sevillanos y foráneos que vivían por aquellos días una “Semana Santa” veraniega en plena Exposición del 92, pues también saldrían por aquellas fechas los pasos de misterio de las hermandades de San Benito y de la Exaltación.

            La Virgen de la Victoria de Las Cigarreras llegaría a la iglesia más tarde, sobre la una y media de la madrugada, para ser arriado su paso frente al de la del Dulce Nombre tras recorrer durante cuatro horas las calles de Sevilla. Acompañada por la Banda de Olivares (lo cual fue otra sorpresa de la tarde por lo inesperado del acompañamiento musical también para este palio), la Dolorosa de la Capilla de la Fábrica de Tabacos, rodeada de claveles rosas y no de los blancos lucidos habitualmente –a la inversa que la del Dulce Nombre- se recreó bastante por su barrio de los Remedios y por el centro de la ciudad.

            Muchísimos hermanos y hermanas de ambas hermandades y muchísimos cofrades de Sevilla aún recuerdan más de veinte años después con gran emoción aquella noche de San Juan de junio del 92 en que se pudieron contemplar las estampas únicas de estos dos palios en la Plaza del Salvador y en otras calles de la ciudad, en la que, tal vez, organizar traslados y procesiones extraordinarias de este tipo, no era entonces, pese a la masificación de la Semana Santa de los años noventa del siglo pasado, tan complicado…

Redacta Pepe Vallecillo @vivirsevilla

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org