- ¿Sabías Qué...?, - ¿Sabías Qué...? Huelva, Huelva

¿Sabías que? El Señor de la Oración.

Fundada en 1922 en la Iglesia de la Merced, la Hermandad de la Oración en el Huerto firmaría el contrato de ejecución de la imagen del Señor Orante con el escultor hispalense Joaquín Bilbao el 5 de diciembre del referido año, encargándose la talla del ángel al extremeño Enrique Pérez Comendador, discípulo del primero.

Ambas imágenes estarían finalizadas antes de la Semana Santa de 1923, cuando procesionarían por primera vez por las calles de Huelva, haciéndolo sobre un paso tallado y dorado adquirido a la sevillana cofradía del Buen Fin. La imagen del Señor, de excelente acabado, contaba con la particularidad con respecto a otras de la misma iconografía de aparecer limpia del efecto de la hematidrosis o lo que es lo mismo, del sudor de sangre, fenómeno sufrido por Jesucristo durante la agonía en Getsemaní. La imagen que ahora nos ocupa, es considerada por expertos como la de mayor valor y calidad artística de cuantas a contado la archicofradía. En abril de 1936 las imágenes son trasladadas a la Parroquia de la Purísima Concepción, donde desaparecerían en el incendio de la Parroquia en julio de ese mismo año.

Tras perder las imágenes, la Hermandad encarga al imaginero Antonio Castillo Lastrucci la nueva talla del Señor de la Oración en el Huerto, la cual la realiza a semejanza con su homónima de la Cofradía hispalense de Monte-Sión, obra atribuida al maestro Pedro Roldán. El Domingo de Ramos de 1937 procesiona por primera vez la nueva imagen, pues ese era el día en el que la cofradía realizaba su Estación de Penitencia por aquellos años, no cambiándose al Jueves Santo hasta principios de la década de 1940. Es esta imagen para la que la hermandad encarga la mayor parte del ajuar y patrimonio con el que cuenta la actual, como son la túnica bordada por Carrasquilla, el portentoso paso de José Oliva o diversos juegos de potencias, así como el retablo cerámico ubicado en la Parroquia de la Concepción en la fachada de la calle Méndez Núñez. Hay que tener en cuenta que la hermandad esta fusionada desde 1939 con la de la Vera-Cruz, cuyo patronazgo era ejercido por la Señora Condesa de Mora Claros.

Desde 1942 el Señor que hasta entonces figuraba solo en el paso, aparece acompañado de la imagen del ángel confortador realizado por Antonio León Ortega, siendo las alas obra del mencionado tallista José Oliva. También habría que decir que aunque no hay imágenes gráficas, si hay referencias en inventarios de la hermandad a un apostolado realizado por Gómez del Castillo, pero que presumiblemente no siempre figuraría en el paso pues en fotografías de los años 40, 50 y 60 no aparecen.

En 1976 la Cofradía encarga al imaginero natural de San Roque Don Luis Ortega Bru las imágenes de los apóstoles San Juan y Santiago, no realizando la de San Pedro hasta 1978, siendo en el año 1977 cuando el citado artista, realiza la actual talla del Señor de la Oración en el Huerto, siendo bendecida por el sacerdote Don Juan Mairena el 15 de diciembre de dicho año. Esta ejecución que en su momento se dio a entender como una remodelación de la anterior imagen de Lastrucci, teoría con poco fundamento, ha sido aclarada años más tarde, confirmándose que el simulacro de Bru es una talla completamente nueva, a pesar de ello, poco o nada se ha sabido del paradero del Señor tallado por Castillo, solo los rumores que como nuestras fuentes o nuestros ríos suenan en el boca a boca de los cofrades onubenses.

Tres grandes imágenes de tres grandes imagineros, de las que solo una ha llegado a nuestros días, quizás el destino siempre sabe lo mejor, y hoy la Archicofradía de la Vera-Cruz y Oración en el Huerto, puede presumir de contar con una de las mejores imágenes Titulares de nuestra Semana Santa, pero ello no puede hacernos olvidar que a pesar de los gustos, modas o épocas las cofradías son herederas de unas devociones, de un patrimonio, y de unas obras de artes, las cuales, no podemos ignorar que fueron concebidas para culto público de todo el pueblo cristiano.

AnteriorSiguiente