Blog, El arte de la historia

El arte de la historia: “¿Sabías de dónde viene la devoción al Niño Jesús de Praga?” por @Alejandrus1992

Alejandro Braña

NiñoJesúsPragaOriginalComienzo en estos lares escribiendo sobre la devoción del Niño Jesús de Praga, que en la tarde de hoy saldrá procesionalmente por las calles de Sevilla desde la Iglesia del Santo Ángel.

Pero, ¿qué sabemos del Niño Jesús de Praga?, ¿por qué se le llama”de Praga”?, ¿de dónde procede su devoción?. Como todo en la vida, y más en este mundo de las imágenes devocionales, tiene una historia y sobre todo, una respuesta.

Vamos a situarnos en la época de Fernado II, Emperador de Alemania. Este rey, para manifestar su gratitud a Nuestro Señor por la insigne victoria alcanzada en una de las numerosas batallas que llevó a cabo, fundó en 1620, en la ciudad de Praga, un convento de Padres Carmelitas. Una época en la que la ciudad de Praga se veía asolada por numerosas batallas que agradecieron la llegada de estos excelentes religiosos. Pero, incluso, estos Padres Carmelitas en el convento carecían de lo indispensable para vivir. ¿A qué viene todo esto?. Pues que, en la ciudad de Praga vivía junto al Rey, la princesa Polixena Lobkowitz, que sintiendo en el alma las necesidades de estos religiosos, les hizo entrega de una pequeña imagen de cera (48 cm) que representaba un hermoso Niño Dios, de pie, con la mano derecha levantada, en actitud de bendecir, mientras que con la izquierda sostenía un globo dorado. Un rostro amable y lleno de esa gracia juvenil, con el que la princesa le dijo a los Padres Carmelitas “Padres míos, os entrego lo más caro que poseo en el mundo: Honrad mucho a este Niño Jesús y nada os faltará”.

La estatua fue recibida con gratitud y colocada en el oratorio del convento, donde fue objeto de la veneración de todos aquellos Padres, distinguiéndose entre todos el Padre Cirilo, que con toda verdad podría titularse el apóstol del divino Niño Jesús de Praga.

Los maravillosos efectos de la protección del divino Niño no tardaron en manifestarse, pues muy pronto, y en varias ocasiones se verificaron prodigios y fueron milagrosamente socorridas las necesidades del monasterio.

Para no alargar las numerosas leyendas que posee este Milagroso Niño, posteriormente y tras las diversas guerras que se seguían desarrollando en la zona, la princesa le llegó a edificar un santuario que se inauguró en 1644, el día de la fiesta del Santo Nombre de Jesús. Al Divino Niño le llamaban el “Pequeño Grande” y su reputación milagrosa se esparció por todas las naciones. En innumerables colegios, parroquias y hogares.

Niño Jesús de Praga (9)Si nos acercamos más a Sevilla, ¿cómo llega el Niño Jesús de Praga?. Buscando en las fuentes de la Hermandad carmelita, podemos encontrar que la Archicofradía del Milagrosos Niño Jesús de Praga se fundó en el siglo XX contando con diferentes imágenes que se fijaban en el modelo que se encontraba en el Santuario anteriormente mencionado hasta que en el año 2007, el imaginero Fernando Aguado realiza la talla que procesiona y se le rinde culto actualmente en la Iglesia del Santo Ángel.

Dentro de la innovación y los avances artísticos con respecto al original, podemos destacar el movimiento de la cabeza, mirando a los fieles para así atraer más su devoción.

Dentro ya de la Hermandad, este Milagroso Niño Jesús de Praga contiene un variado ajuar acorde a los tiempos litúrgicos, destacando un vestido de brocado del siglo XVIII que es con el suele procesionar. La corona, de plata sobredorada sigue el modelo de la corona imperial praguense, realizada por el orfebre Juan Fernández, adornada con una rica pedrería.

Con esta información, podemos acercarnos un poco más a esta devoción tan antigua de la que podemos presumir los sevillanos de tenerla y poder disfrutar en tardes como la de hoy por las calles de la feligresía.

AnteriorSiguiente