Sevilla, Sevilla Provincia

Rosario, devoción sevillana por antonomasia

La fiesta de Nuestra Señora del Rosario fue instituida para honrar a María por la victoria cristiana sobre los turcos en la batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571. El Papa San Pío V y todos los cristianos habían rezado el Rosario por la victoria. El Rosario, o el Salterio de la Virgen María, es una de las mejores oraciones a María, la Madre de Dios.

Uno de los principales propagadores de esta oración fue Santo Domingo de Guzmán, a quien se le apareció la Virgen para encomendarle la misión de dar a conocer el rezo del Santo Rosario.

Es pues, una fiesta que goza de una antigüedad de más de cuatro siglos y que en nuestra ciudad Sevilla, así como en su provincia, posee una riqueza y devoción que traspasa muros y fronteras. A continuación, os dejamos una síntesis de las Cofradías y Hermandades que dan culto a la imagen de la Virgen bajo la advocación del Rosario:

Cofradías del Rosario: Son instituciones dependientes de la Orden de Predicadores y erigidas en sus conventos o en otros templos con licencia del Maestro General. Su instituto fundamental consiste en el rezo del Santo Rosario y el culto a la Virgen del Rosario a través de diversas festividades, especialmente la Función Solemne del primer domingo de octubre con Procesión por las calles de la feligresía o la Función en el mes de mayo.

– PRIMITIVA COFRADÍA DE SAN PABLO (1481)

La Primitiva Cofradía de San Pablo, erigida por influjo del propio Alano de la Roche en 1481 (una de las primeras fundaciones de Europa), representa la ortodoxia formal de la devoción rosariana en tanto corporación dependiente y tutelada por la Orden de Predicadores y detentadora de bulas y privilegios pontificios que concedían gran cantidad de gracias e indulgencias para todos los cofrades propios y agregados.

– COFRADÍA DE REGINA ANGELORUM (1589)

El prior fray Antonio James, en nombre del Maestro General, fundó en julio de 1589 la Cofradía del Rosario del convento de Regina Angelorum. Ya en el siglo XVII se produce la vinculación con la entonces naciente Real Maestranza de Caballería pues en 1673 ésta adopta como Patrona a la Virgen del Rosario, inscribiéndose los caballeros en el libro de hermanos de la Cofradía

– COFRADÍA DE LA CARTUJA DE LAS CUEVAS (1570)

En 1570 el Maestro general de Santo Domingo, fray Vicente Justiniano concede a esta Casa licencia para instituir Cofradía del Santo Rosario, en virtud de la facultad dada por Pío V a la Orden de Predicadores por su Bula de septiembre de 1569. Así pues se señala capilla para este efecto, constituyéndose como presidente el P. Prior y abriéndose un libro en el que se inscriben los cofrades tanto religiosos como conversos, admitiéndose también a los familiares del monasterio que lo solicitaban.

Hermandades del Rosario (No procesional): Son aquellas que tienen como titular a la Virgen del Rosario, le celebran sus cultos cotidianos y anuales, pero no tienen establecido un Rosario público, aunque muchas procesiones solían acudir a hacer estación a sus sedes.

– HERMANDAD O CONGREGACIÓN DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE LA PARROQUIA DEL SAGRARIO

Se titulaba esta Hermandad: Congregación de la Reina de los Cielos Nuestra Madre y Señora del Rosario. Los primeros datos se remontan a 1686 en que se abre un libro de actas y otro de cuentas. Existe documentación hasta la segunda década del siglo XIX . Actualmente existe una hermandad de penitencia en esta misma parroquia que rinde culto a la imagen de aquella congregación, incorporándola como titular.

– HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE LA CAPILLA- RETABLO DE LA COSTANILLA DEL SALVADOR.

Fue fundada 1662 por unos vecinos que erigieron un pequeño retablo callejero, posteriormente ampliado, donde veneraban un lienzo representando a la Virgen del Rosario.. Finalmente en 1840 es demolida la ya capilla-retablo.

Hermandades de Ntra. Señora del Rosario: Son corporaciones dependientes del Ordinario diocesano, dedicadas al ejercicio del Rosario público y al culto anual a la imagen titular, a quien dedica una Función. En su instituto es una dimensión muy importante el sufragio por los cofrades difuntos.

– PONTIFICIA, REAL E ILUSTRE HERMANDAD, PRIMITIVA ORDEN TERCERA DEL SANTÍSIMO ROSARIO DE LA VIRGEN MARÍA Y DEL PATRIARCA SANTO DOMINGO DE GUZMÁN, DE LA PARROQUIA DE SAN JULIÁN

Según se afirma en sus Reglas de 1937 por el cofrade Eduardo de Medio la documentación más antigua de esta Hermandad es una Real Cédula del Consejo de Castilla por la que en 1599 son aprobados los estatutos de una corporación dedicada a la Virgen del Rosario y contaba con el patrocinio del Rey Felipe II. De esta hermandad antigua se carece de otras noticias posteriores hasta que, en ocasión del fenómeno de los Rosarios públicos varios feligreses emprenden su estructuración, aprobándose sus primeras Reglas en 1694 en donde se observa una cierta vinculación con el convento dominico de Regina Angelorum. La imagen titular actual es obra de José Rodríguez Fernández-Andés, sustituyendo a una notable talla, que pereció en el incendio de San Marcos en 1936. Desde entonces, la Hermandad decidió el traslado de su sede a San Julián.

– HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DE LA PARROQUIA DE SAN MIGUEL

En 1621 existía en la parroquia de San Miguel una congregación dedicada al culto de la Virgen del Rosario, fundada unos años atrás en torno a una pequeña imagen de la que se afirmaba fue la “capitana” de una flota que realizaba periódicamente viajes comerciales a las Indias y que su capitán, por ser vecino de la feligresía, la donó a la parroquia. En este año la Hermandad se unió a la Sacramental. Tras la desaparición de la parroquia en el siglo XIX, hermandad y devoción caen en decadencia. La imagen titular se custodia en las dependencias de la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno, de la Hermandad del Silencio.

– REAL E ILUSTRE HERMANDAD DE CRISTO CRUCIFICADO Y NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE LA PARROQUIA DE SAN VICENTE.

Otra corporación de influjo jesuítico nacida al amparo de la del Salvador. Sus primeras Reglas datan de 1691. Fue su principal impulsor Antonio de Thous, presbítero y Caballero de la Orden de Calatrava, quien fomentó desde muy pronto el uso del Rosario público entre los feligreses de la parroquia. Celebraba una importante Novena a la Titular a fines de octubre que culminaba en una Función votiva el 1 de noviembre desde que en 1755 el Terremoto que asoló Sevilla no registró víctimas humanas. Fue una corporación muy vinculada a la parroquia. Sobre ella ha escrito Rafael Jiménez Sampedro. En este siglo se unió a la hermandad sacramental.

La imagen titular es de factura notable, aunque aún no se conoce su autoría. Fue restaurada en el pasado siglo, pasando a ser de imagen de candelero a estar tallada y estofada por entero.

– PONTIFICIA E ILUSTRE ARCHICOFRADÍA Y HERMANDAD DE LA MADRE DE DIOS DEL ROSARIO, DE LA PARROQUIA DE SANTA ANA (TRIANA)

Con el título de Hermandad de Santa Ana y Devoción del Rosario de María Santísima fueron aprobados en 1694 los estatutos de esta corporación que, al igual que la anterior, mantuvo a lo largo de todo el siglo XVIII una gran vinculación con la parroquia. Sus orígenes se remontan también a las Misiones jesuíticas, aunque en esta ocasión a las desarrolladas en 1679. Un acontecimiento de relevancia fue el pleito sostenido con la comunidad de Frailes Dominicos de San Jacinto por la advocación rosariana, que esta Hermandad hubo de sustituir por el de Madre de Dios. Tras atravesar crisis a comienzos del XX, fue reorganizada pocos años después. Es la Patrona de Capataces y Costaleros. Se desconoce el autor de la talla.

– REAL, ILUSTRE Y FERVOROSA HERMANDAD DE MARÍA SANTÍSIMA DEL ROSARIO, DE LA PARROQUIA DE SANTA CATALINA.

Al menos desde 1662 puede constatarse la devoción a la Virgen del Rosario en la parroquia, aunque no sería hasta las Misiones jesuíticas de 1672 cuando se concretase la erección de una congregación espontánea que tuvo una existencia efímera. Finalmente se constituyó como hermandad en 1710, aunque en sus Reglas se especifica la tutela de la corporación sacramental de la parroquia a fin de controlar sus actividades e incluso beneficiarse económicamente de los ingresos que el fervor rosariano suscitaba en la feligresía, llegándose a una situación insostenible que obligó a la separación efectiva de ambas entidades en 1741. A partir de entonces la Hermandad del Rosario alcanzó un notable desarrollo, convirtiéndose en una de las más importantes de la ciudad en patrimonio, cofrades y actividad cultual hasta su decadencia a comienzos del siglo XX. Casi disuelta, ha sido agregada a la Hermandad de Nuestra Señora del Carmen de la misma iglesia. Se desconoce el autor de la talla, aunque la Virgen tiene detalles que parecen remontarse al XVI, siendo el Niño posterior. Es muy notable el Simpecado de Gala.

– HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE LA PARROQUIA DE SAN GIL.

Los primeros datos de esta hermandad se remontan a 1702. Hasta 1790 no consta tuviese estatutos aprobados, por lo que su estatus era de simple congregación parroquial. En un primer momento se rigió por las Reglas del Rosario de Santa Catalina, de lo que cabe deducir alguna dependencia. No obstante contó desde el primer momento con licencia del Prior del convento de San Pablo, agregándose sus hermanos a la Primitiva Cofradía del Rosario. Fue una entidad muy vinculada a la parroquia. En 1790 hubo de aceptar la agregación posterior de la cofradía penitencial de la Esperanza Macarena por disposición del Consejo de Castilla.

La imagen se atribuye a Duque Cornejo.

– HERMANDAD DE LA SANTA CRUZ Y NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE LA CAPILLA DEL BARRIO DE LA RESOLANA.

En 1697 varios vecinos instituyen un Rosario público vinculado a una antigua Hermandad de la Santa Cruz que tenía como sede canónica una pequeña capilla-humilladero. Merced a la labor misional de un fraile franciscano, fray Juan Serafín, se restauró la procesión y se erigió una hermandad autónoma de la de la Santa Cruz en 1731, aunque posteriormente en 1745 acordaron fusionarse, tomando como sede la capilla-humilladero, que fue ampliamente remodelada. Tras muy diversas vicisitudes, se fusionó con la hermandad penitencial del Cristo de las Aguas en 1977. Se desconoce el autor de la notable imagen de talla completa, aunque se data en el siglo XVIII.

– HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO Y SANTO CRISTO DE LA PAZ, DE SU CAPILLA PROPIA DEL BARRIO DE LOS HUMEROS.

Los orígenes de esta Hermandad remiten igualmente a un Rosario público espontáneo organizado por el humilde vecindario de los Humeros que erige un pequeño tabernáculo a la Virgen del Rosario en el muro del vecino convento de San Laureano, cuya comunidad atendía sacramentalmente a este arrabal extramuros por su lejanía respecto a la parroquia de San Vicente. En 1730 se aprueban sus primeras Reglas y en 1747 su Mayordomo Miguel Liñán solicita y obtiene del Municipio licencia para construir una capilla para albergar la imagen titular y celebrar sus cultos, la que se bendice en 1761. Las imágenes titulares son obra de Jerónimo Roldán Serrallonga.

HERMANDAD DE NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO, DE SU CAPILLA DEL BARRIO LEÓN

Se trata de una hermandad contemporánea, cuyos antecedentes se remontan al año 1980 y a la iniciativa de un grupo de jóvenes aunados por Manuel González Torres. En 1984 erigió una modesta capilla en un local alquilado hasta que diez años más tarde consiguen adquirir otro en propiedad, que se convierte en capilla y sede social. Hasta 1992 no obtuvo el estatuto de Hermandad, siendo incardinada canónicamente en la parroquia de San Gonzalo. La imagen es talla contemporánea de Luis Álvarez Duarte (1982).

Hermandades y Cofradías Penitenciales del Santo Rosario: Son aquellas que celebran cultos internos de iglesia a su Titular en sus Misterios Dolorosos a lo largo del año y que en Semana Santa procesionan su imagen en estación de penitencia. En su instituto no figura la procesión con el Rosario público de manera permanente.

– HERMANDAD Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE LA SAGRADA ORACIÓN DE NUESTRO SEÑOR EN EL HUERTO Y NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO EN SUS MISTERIOS DOLOROSOS CORONADA, DE LA CAPILLA DE MONTE SION

Ha sido y es una corporación penitencia, cuyo instituto fundamental es la salida procesional del Jueves Santo. Data de fines del siglo XVI. Sostuvo pleito con la Cofradía de San Pablo por el título de Rosario, debiendo la de Montesion cambiarlo. No consta realizase el ejercicio público del Rosario de manera constante y permanente. La titular fue coronada canónicamente en octubre de 2004 por el Cardenal Arzobispo.

– FERVOROSA Y TRINITARIA HERMANDAD DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO Y COFRADÍA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO Y RESCATADO, NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO DOLOROSO, SAN JUAN DE MATA, SAN IGNACIO DE LOYOLA. (POLÍGONO DE SAN PABLO)

Esta Hermandad tiene sus orígenes en Septiembre de 1979, en la Parroquia de San Ignacio de Loyola, sita en el barrio sevillano del Polígono San Pablo, teniendo como primer título el de Fervorosa Asociación de Fieles de María Santísima del Rosario y San Ignacio de Loyola.

Bajo el amparo y directrices de su Parroquia, dedicó los esfuerzos de los primeros años de su constitución a la evangelización en su barrio. Lo que comenzó con un reducido grupo de fieles y cofrades fue tomando arraigo tanto en su Parroquia como en el barrio.

Como prueba de su fundamento religioso y cofrade, se expone, que durante esos primeros años de vida, realizó y celebró todos sus Cultos internos, sin contar con Imágenes Titulares para su veneración.

Con la llegada de la Orden Trinitaria a la Parroquia, en 1988, esta Asociación toma un nuevo rumbo y a su vez un gran auge que se plasma en un gran número de altas en su censo de hermanos.

Sevilla Provincia: La devoción del Rosario ha tenido una extraordinaria difusión en los pueblos y ciudades de la provincia de Sevilla. Prácticamente todas las iglesias conservan testimonios artísticos de la devoción en imágenes de talla, pintura o bien insignias del uso público, sobre todo Simpecados. Son innumerables las imágenes de talla, sobre todo del siglo XVIII, presidiendo retablos e incluso con capillas propia. Igualmente existen todavía algunos retablos callejeros o su memoria histórica que nos manifiestan la importancia que tuvo la devoción en las calles a diario en noches y madrugadas o aurora, modalidad esta última de enorme importancia y que ha generado un rico patrimonio musical y artístico. El Rosario de la aurora en la provincia se hizo un elemento consustancial a la propia existencia de las gentes, una dinámica cotidiana que prolongó la religiosidad barroca hasta la primera mitad del siglo XX.

En la mayoría de los pueblos de la provincia de Sevilla, hay constancia de la devoción al Santo Rosario, por eso mismo, os dejamos de nuevo una síntesis de los pueblos con mayor arraigo a esta devoción:

ALBAIDA DEL ALJARAFE

Consta la existencia de una Hermandad o Cofradía del Rosario durante el siglo XVIII. Se venera su imagen en la parroquia, una talla de candelero del siglo XVIII.

ALCALÁ DE GUADAIRA

En el siglo XVIII consta la existencia de dos congregaciones femeninas del Rosario público. Actualmente existe una hermandad de penitencia, con la advocación de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto, María Santísima del Rosario en sus misterios dolorosos y San Juan Bosco, fundada en 1965 y con residencia canónica en la capilla de los Salesianos (antigua iglesia del Carmen). La estación de penitencia se realiza el Domingo de Ramos. La imagen de la Virgen es de José Paz Vélez, escultor contemporáneo.

En la aldea de El Gandul, la Patrona es la Virgen del Rosario, teniendo esta devoción larga antigüedad, especialmente la del Rosario público, entrañable tradición muy vinculada al patrocinio y cuidado de los marqueses, que ha perdurado hasta los años 70 del pasado siglo. Según los datos de Francisco López Pérez, este Rosario se realizaba a prima noche, partiendo de la parroquia de la aldea hasta el palacio de los marqueses. La comitiva era extremadamente cuidada en su organización e insignias, portándose tantos faroles como avemarías y cinco más altos que simbolizaban los padrenuestros. Era una estampa de otros tiempos.

Existe también una imagen de Nuestra Señora del Rosario, de Pineda Calderón, en la parroquia de Santiago, a cargo de una incipiente congregación de jóvenes devotos, que quieren ser continuadores de la devoción existente desde al menos en el siglo XVIII y que contaba con una interesante imagen de talla completa.

ALCALÁ DEL RÍO

En 1579 se funda la Cofradía del Rosario en la parroquia por Fray Diego Muñoz, que ostentaba la oportuna patente de la Orden. Así lo atestigua la documentación sita en la parroquia e investigada por Gregorio García- Baquero López. La imagen titular, talla de la segunda mitad del XVII, preside un retablo en la capilla del Sagrario.

BRENES

En esta localidad la Virgen del Rosario es su patrona, y se celebran fiestas en su honor en octubre. También a finales de abril se organiza una verbena en la barriada del Rosario. Su imagen, de Rafael Barbero (1964) se venera en el retablo mayor de la parroquia. La Virgen del Rosario es titular de una Hermandad cuyos orígenes parecen remontarse a 1876, reorganizándose en 1945.

BURGUILLOS

Hay constancia, merced a las investigaciones de Salvador Hernández y Miguel Velásquez, ya de la presencia devocional a la Virgen del Rosario y una hermandad dedicada a su culto ya en 1646, aunque ya cuatro años antes, 1642, ha aparecido un inventario de la parroquia en que se detalla el ajuar de la imagen de la Virgen y que ha sido estudiado por Salvador Hernández. Debió ser cofradía dominica, pues consta que a principios del XVIII no contaba aún con Regla aprobada por el ordinario diocesano. Caída en decadencia en la segunda década del siglo, logra recuperarse y desarrollar con normalidad su instituto.

La Virgen del Rosario es la patrona de la localidad. En la actualidad la Hermandad organiza unas suntuosas fiestas que comprenden la Novena, Besamanos, Rosario de la Aurora y ya el primer viernes de octubre Función Principal y Procesión matutina y vespertina de la imagen titular. El Domingo tiene lugar la Romería a la Ermita de la Madroña con la carreta del Simpecado, donde se celebra la eucaristía, regresando por la tarde a la villa. Mientras tanto, a las 6 sale la Virgen de la parroquia y camina al encuentro de los romeros.

CANTILLANA

En la iglesia parroquial se fundó por los misioneros dominicos la Cofradía del Santo Rosario, con su instituto peculiar, de la que se tienen noticias todavía en el siglo XVIII.

Con motivo del fenómeno de los Rosarios públicos se fundaron dos congregaciones de hombres, una intitulada de Nuestra Señora de Belén y otra advocada de Nuestra Señora de la Aurora. Las Misiones de Fray Isidoro de Sevilla introducen la devoción a la Divina Pastora junto al uso del Rosario o Corona pública, erigiéndose una hermandad en 1720 y posteriormente una congregación del Rosario de mujeres que, junto al culto litúrgico a la Virgen, sacaban la procesión pública con Simpecado los domingos y festivos a primera hora de la tarde. Debido a graves disensiones entre las cofradas a comienzos del siglo XIX, se erigió una nueva congregación del Rosario con la advocación de Nuestra Señora de la Asunción. Actualmente la Hermandad de la Divina Pastora de las Almas reside en su altar propio de la iglesia parroquial y la de la Asunción en la ermita de San Bartolomé.

CARMONA

En 6 de enero 1522 son aprobadas las primeras Reglas de esta intitulada Imperial Cofradía del Rosario, que se erige en el Convento de Santa Ana, siendo una de las primeras corporaciones dominicas de la provincia. Ha investigado en ella Antonio Bermudo y Fernando de la Maza. El instituto era el usual, observándose también un cierto carácter penitencial con la obligación de salir los cofrades procesionalmente con rosarios en las manos. Durante el siglo XIX se fusionó esta Hermandad a las penitenciales del Dulce Nombre de Jesús y Primera Sangre y la de las Misericordias de Cristo y Piedad de María, que surgieron también en Santa Ana.

Fernando de la Villa Nogales y Esteban Mira Caballos dan interesantes noticias sobre la Hermandad de Nuestra Señora María Santísima del Buen Suceso y Rosario de Madrugada, cuyas primeras Reglas datan de 1743. Tenía su sede en la capilla del mismo nombre, situada en el sitio del Angostillo, inmediata a la plaza del Arrabal, collación de San Pedro, donde veneraban una imagen de la Virgen.

CARRIÓN DE LOS CÉSPEDES

En torno a 1727 el cura de la villa, fray Tomás de Aranda, terciario franciscano y un grupo importante de vecinos, con sus autoridades al frente, solicitan al prior de San Pablo de Sevilla licencia para erigir en la parroquia de San Martín una Cofradía del Rosario, para lo cual acudió en 1728 a la parroquia de la localidad el padre misionero Luis Adaliz, autorizado para este menester asimismo por el ordinario diocesano. Este fraile realizó misión entre las gentes y finalmente en 3 de octubre leyó y promulgó solemnemente las primeras Reglas como Cofradía dominica del Santo Rosario, que fueron aprobadas por el Ordinario diocesano en 17 de diciembre de 1729. Con diversos altibajos mantuvo activo su instituto hasta la segunda mitad del siglo XIX en que atravesó grave decadencia, reorganizándose la corporación bajo el pontificado del Cardenal Ilundain, que aprobó nuevas Reglas ya como hermandad diocesana.

Permanece hoy en día muy activa la Hermandad, con sus cultos anuales en octubre, Procesión y muy diversas actividades. La imagen titular es talla antigua del XVII, de candelero. Se conserva también un antiguo Simpecado de fines del siglo XVIII.

CORIA DEL RÍO

Aunque todo parece indicar que existía ya en torno a la segunda mitad del siglo XVI una devoción a la Virgen del Rosario, no se erige formalmente hermandad hasta 1657 en que el Provisor del Arzobispado aprueba unas constituciones redactadas dos años antes por el fraile dominico Juan Vidal, del convento de Regina Coeli, que la funda como Cofradía en nombre del Prior de San Pablo. Regía por entonces la diócesis el dominico fray Pedro de Tapia, que hizo propagar mucho la devoción. Ello explica en parte que esta corporación fuera al mismo tiempo cofradía dominica y hermandad diocesana.

Conocemos su vida que su vida muy activa en los siglos XVIII y XIX, además de contar con rico patrimonio. No obstante, padeció crisis a comienzos del siglo XX y en 1936 perdió la imagen primitiva y gran parte de sus enseres en los tristes sucesos de la Guerra.

ÉCIJA

Existía ya en la primera mitad del siglo XVI una importante devoción al Rosario promovida por la Orden de Predicadores en su cenobio de San Pablo y Santo Domingo de esta localidad, contando así mismo con una magnífica imagen gótica, propiedad de la comunidad. No obstante hubo ciertas disidencias entre sus devotos y no parece formalmente constituida una Hermandad hasta 1551 al agregarse el título de Nuestra Señora del Rosario a la existente corporación del Corpus Christi, que residía por entonces también en el convento y formar nuevas Reglas. En 1598 se concierta por parte de la hermandad la adquisición de una capilla a los dominicos, donde se instalará la imagen del convento, cuyo culto pasa a la corporación.

Durante el siglo XVIII, amén de su instituto sacramental y glorioso, adquirió también carácter penitencial con salida procesional en Semana Santa el Viernes Santo por la tarde, aunque en ningún caso portando a la imagen titular del Rosario, sino a otra talla denominada de las Angustias. La imagen de la Virgen es una notable talla de principios del XVI, del círculo de Pedro Millán.

Écija tiene a gala que en su Capilla del Rosario de Santo Domingo, se instituyese por vez primera el Mes del Rosario en octubre, a iniciativa del fraile del cenobio José María del Rosario Peralta, confirmado luego por el Papa.

FUENTES DE ANDALUCÍA

La Virgen del Rosario es la Patrona de la localidad. Hay documentación de una Cofradía desde 1573 en que Álvaro de Guzmán, señor de Fuentes, erige una capilla en la iglesia parroquial, la cual es enriquecida muy notablemente entre 1724 y 1736. En este siglo debía tener también instituto público, pues hay datos de la compra de un Simpecado de gala. Se conserva retablo e imagen, bellísima talla del siglo XVIII y la comunidad parroquial le rinde cultos consistentes en Triduo con Función solemne el 7 de octubre y la procesiona.

En el mes de octubre sale en procesión la imagen de la Virgen del Rosario al igual que Santa Rosalía. Es talla del siglo XVIII.

MAIRENA DEL ALJARAFE

En esta ciudad existe al menos desde 1615 la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario, con sede canónica en la parroquia de San Ildefonso. Su historia ha sido estudiada y editada por un grupo de investigación formado en la propia Hermandad y coordinado por Joaquín de la Peña Fernández. Datan sus primeras constituciones de 1616, fecha en que reciben la aprobación del ordinario diocesano, aunque se observa en el articulado la influencia de las cofradías dominicas. Instituto fundamental era el culto a la imagen titular con Función Solemne en el primer domingo de octubre y Procesión en esta misma fecha. Tras una actividad densa en el siglo XVIII, cae en decadencia, de la que se recupera merced a la iniciativa de varias mujeres que en 1866 fundan una Congregación con el título del Rosario en el mes de mayo, que revitaliza la devoción y la antigua hermandad, que vive nuevo momento de esplendor en los primeros años del siglo XX, manteniéndose en la actualidad plenamente activa en sus cultos tradicionales de mayo y octubre.

La imagen es de autor anónimo, datable del siglo XVIII.

MARCHENA

En el convento dominico de San Pedro Mártir fue instituida la Cofradía del Santo Rosario, cuyas Reglas fueron confirmadas por el Ordinario diocesano en 22 de marzo de 1556, con las características de estas instituciones de la Orden. Entre sus celebraciones destacaba la Fiesta de la Batalla Naval y la Procesión solemne por las calles de la ciudad, haciendo estación a los conventos de San Francisco, San Andrés y Santa Clara. En el siglo XVIII, según informe del Prior del cenobio de 1770, además de la Cofradía, existían en el convento varias congregaciones dedicadas también al culto a la Virgen del Rosario: la denominada “de cirio”, dedicada a la celebración y patrocinio de las fiestas mensales y la de la Batalla Naval, donde sus cofrades portaban cirios encendidos y que estaba agregada a la propia Cofradía, la de la Aurora, que organizaban una procesión con la Virgen la fiesta de Todos los Santos desde 1755 (al igual que en otros muchos sitios, con motivo del Terremoto de Lisboa), amén de organizar la salida pública del Rosario de madrugada. La otra congregación era la de los Vaqueros, que tenían a su cargo una Procesión de la Virgen en la festividad de la Asunción.

Desde 1988 la Hermandad se encuentra fusionada con la penitencial del Cristo de San Pedro y sigue residiendo en su sede histórica del antiguo convento de San Pedro Mártir. La imagen es talla anónima del siglo XVIII y conserva un interesante Simpecado también de esta época, con apliques de plata.

SANLÚCAR LA MAYOR

La Virgen del Rosario es Patrona de la localidad y su imagen, talla del XVIII, se encuentra en el retablo mayor de Santa María. Existe abundante documentación sobre la Cofradía del Rosario desde 1674 a 1863. Igualmente hubo una congregación de mujeres desde fines del XVIII hasta finales del XIX.

SANTIPONCE

La Virgen del Rosario es la patrona de la localidad y titular en la actualidad de una cofradía sacramental, de gloria y penitencia.

La primitiva Hermandad de Nuestra Señora del Rosario data del primer tercio del siglo XVI, aunque no es establecida como Cofradía del Rosario hasta 1581 por parte del dominico Diego Núñez del Rosario. Su sede canónica era la parroquia de Nuestra Señora de Belén, destruida en 1603. Desde entonces pasó al monasterio de San Isidoro del Campo y hasta el siglo XIX se carece de documentación. En este siglo se constata la existencia de una congregación del Santo Rosario de mujeres que organizaban en octubre los cultos y procesión de la imagen. En 1958 se fusiona esta Hermandad con la de NP Jesús Nazareno, adoptando desde entonces la imagen de la Virgen instituto de gloria en octubre y de penitencia el Viernes Santo, en ambas ocasiones bajo palio. Su historia ha sido sintetizada por Amparo Rodríguez Babío.

La Hermandad radica en la iglesia parroquial de la villa. La imagen de la Virgen parece del siglo XVII (la primitiva pereció en 1603), de la escuela montañesina.

UTRERA

En el convento de Santo Domingo, de la Orden de Predicadores existió una Cofradía del Rosario desde 1560 , con importante renta a fines del siglo XVIII, como figura en el Expediente sobre Hermandades de Olavide. En la actualidad, la Hermandad de Los Gitanos de esta localidad tiene también una titular bajo la advocación del Rosario.

Fuentes: http://www.rosarioensevilla.org/

 

 

 

AnteriorSiguiente