Sin categoría

Reflexiones sobre el Cartel de Glorias de Sevilla 2012.

Tweet Desde hace unos años, y por fortuna, dicho sea de paso, el cartel de Glorias de Sevilla va adquiriendo cada vez una mayor aceptación y su noticia cada vez está más difundida por los medios de comunicación cofrade, todo ello enmarcado dentro de una nueva renovación de las hermandades de Gloria que éstas vienen disfrutando desde hace años y que espero siga acrecentándose en el tiempo, porque muchas de ellas son, no lo olvidemos, el origen de muchas hermandades de penitencia y porque litúrgicamente hablando, son muchas de ellas más destacadas que las penitenciales, por no hablar de las hermandades sacramentales que en el plano litúrgico son las de mayor importancia por venerar al Santísimo Sacramento del altar.
El cartel de este año para las hermandades de Gloria está realizada por un joven, que no por ello inexperto, autor llamado Daniel Franca. El cartel representa de modo impresionista y en rasgos difuminados la capilla a la cual se venera a la imagen y advocación de Nuestra Señora de la Antigua. Dicha advocación tiene una historia y arraigo en Sevilla poco comunes y que curiosamente han quedado en el más completo olvido de los tiempos y que Daniel ha querido reflejar maravillosamente para rescatar ese olvido y mantenerlo pictóricamente en el presente.

Recordemos que dicha advocación fue tan importante en la ciudad que incluso dentro del marco de la Exposición Iberoamericana de 1929 fue coronada Nuestra Señora de la Antigua canónicamente, y su devoción se encuentra ahora difundida con restos que conservan en enseres distintas hermandades de penitencia, aunque su culto, olvidado, sigue ahí para el rescate de la nostalgia del sevillano.

Pero esto no es nada nuevo, otras advocaciones como la Virgen de las Aguas de la Colegiata del Divino Salvador o el propio crucificado de San Agustín tristemente desaparecido en la Guerra Civil y cuya réplica se encuentra y se venera en San Roque tenían un arraigo descomunal en el siglo XVII en Sevilla hasta tal punto que el sevillano creía fielmente que si iba a rezar diariamente a estas dos advocaciones se libraba de todo mal y tenía ganada la Vida Eterna. Advocaciones que trescientos años más tarde quedaron en el más puro olvido de los tiempos. Da que pensar, saber esto y conocer advocaciones tan populares hoy en día (Esperanza Macarena, Esperanza de Triana, Cachorro, Gran Poder,…) y que con el paso del tiempo y de los siglos pueden acabar como acabó la Virgen de la Antigua en el más puro y triste lamento de los olvidos…
Por ello, y una vez dejada esa reflexión, solo me queda felicitar a Daniel Franca por su magnífico cartel que hace justicia, renovar y recordar el pasado y hacerlo presente, además de ser un cartel innovador, por la temática y el contenido así como por la técnica utilizada, y ojo, soy partidario del clasicismo, pero esto también gusta, porque no tendría sentido por ejemplo, realizar una iglesia con amplios muros de piedra y contrafuertes anchos propios de la arquitectura románica en una sociedad con miras puestas en la arquitectura modernista e innovadora en todos los sentidos, por ello, ahora más que nunca, debemos plantearnos que hay que renovarse en el tiempo, pero siempre haciendo un guiño al pasado. Enhorabuena.
Luis Miguel Murube Díaz. 
AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org