- Reflejos de Pasión

Reflejos de Pasión. El Palermo de Enrique

Tweet Lo sé. Sé que es Viernes de Dolores y es día de estar alegres, felices, no nos tiene que amargar ni la climatología, al fin y al cabo, siempre será, lo que Dios quiera. Lo sé, es Viernes de Dolores, ha llegado el Viernes que de la mano trae la Semana grande para el Cristiano y para el Cofrade de Sevilla. Pero… no me resisto a echarte de menos.

Decidiste irte al cielo una tarde noche de Octubre, te fuiste con tal velocidad como años te quedaban por cumplir. Te fuiste tan pronto, amigo, que ni siquiera sé echarte de menos, dicen que no se puede echar de menos a quien nunca se olvida.
Nuestra amistad empezó, tal como empiezan las buenas amistades sevillanas, en una hermandad. Nos tocó compartir el ser Diputados del Tramo Infantil de nuestra cofradía. A raíz de aquel hecho, nos convertimos en amigos. Me arropaste en buenos momentos cofrades, me seguías cuando publicaba artículos, te gustaba mi revelación siempre ante las injusticias. Decías que yo sólo podría querer al Señor de la Presentación, que otro titular en mí no tenía cabida, puesto que dudabas que yo tuviera más fuerza para amar,  porque mi fuerza toda, era para querer al Señor.
Pocos años a tu lado para todo los que me hubiera gustado vivir contigo, amigo, compañero Diputado de Tramo.
Ahora llega el Viernes de Dolores, y no me saco de la cabeza ni a tu madre, Carmen, ni al bueno de Enrique tu padre, ni a tu hermana María Dolores, ni a tu novia María… estos días el corazón les latirá de una manera distinta, les latirá a tu modo cofrade.
Tus compañeros Diputados de Tramos de San Benito, no sabíamos cómo arropar más a tu familia, cómo demostrarle, -incluso demostrarte a ti-, que eras muy especial, y que no eres especial por tu muerte, sino que lo fuiste por tu sonrisa.
Queríamos para este Martes Santo, tenerte con nosotros, aunque tú nos cuides desde el cielo. Decidimos que “el palermo de plata”, tú sabes bien lo que es, no hace falta explicación, este año fuese tuyo, y para que tuviéramos presente que lo recibirías con agrado, decidimos que antes de
dárselo a tu familia, la Virgen de la Encarnación lo llevara en su fajín durante la estación de penitencia.
Es nuestra manera, Enrique, amigo, diputado eterno del tramo 9 del Cristo de la Sangre, de sentirte, de llevarte con nosotros, de saber que tu palermo saldrá este año a la calle.
A mí se me fue un amigo, un compañero, un diputado del cual tanto aprendí aun habiendo empezado este oficio al mismo tiempo, a mí se me fue parte del alma.
Hoy es Viernes de Dolores, tú quieres que sonría, y sonrío, que así felicite a tu hermana en su onomástica más triste pero que sonría y  lo hago, pero más cuando veo tu palermo en el cariño de nuestra Madre.
El Palermo de Enrique.

Firmador por Isabel Serrato
AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org