in

Rafael Laureano anuncia la Semana Santa 2017 para la Esperanza de Triana

Ignacio Sánchez Rico

 

Ayer domingo 19 de Marzo, al término de la celebración del primer día de septenario en honor de Nuestra Señora de la Esperanza, fue presentado el cartel pictórico del grupo joven de la Hermandad de la Esperanza de Triana.

En esta ocasión el elegido ha sido el joven y destacado pintor Rafael Laureano Martínez González, el personal lenguaje plástico del artista sevillano es de sobra conocido y destaca como una seña de identidad en todas sus obras. En esta no iba a ser de otra manera, pero he observado que ha depurado el concepto, simplificando y centrando la composicion en un elemento principal, que es un retrato cenital de la Virgen, consiguiendo una imagen más impactante, que a la postre es de lo que se trata cuando se realiza un cartel, es decir que este sea un grito en la pared y esta misión la cumple con creces.

La obra es una especie de cuadro/caja a modo de vitrina, como si de un gran relicario se tratara, y como estos está realizado con múltiples técnicas que combinan la pintura, el relieve, el collage, e incluso elementos naturales.

La composición está dividida en tres planos, el central y más importante, es el referido retrato orlado por una corona de flores naturales liofilizadas, que ha realizado el florista Antonio Rivera Salguero, y que son un claro homenaje a la decidida apuesta que tiene desde antiguo la hermandad por el arte floral. El plano superior lo ocupa la original tipografía del cartel realizada en técnica mixta, que combina pintura, relieve, tejidos y collage, destacando la letrada R y la I, que combinadas entre sí foman un ancla tapizada en terciopelo verde, que es el color que mejor define a la hermandad. El plano inferior es una impactante visión de perfil del paso de Cristo pintado en la técnica de la grisalla.

En el plano simbólico, la obra está llena de guiños y detalles alusivos a la rica historia de la corporacion. Así en la zona superior aparece pegada al fondo y con una T superpuesta la partitura de la marcha la Pasión en homenaje a este colectivo de la Cofradía. En el plano intermedio y como claro homenaje al barrio y a los gremios que se relacionan con la hermandad, aparece un fondo de azulejos, realizados en la técnica de la grisalla, a este simbolismo habría que añadir, el ya comentado en párrafos anteriores, sobre el uso de las flores orlando el retrato de la Señora.

En resumen una gran obra que no deja a nadie indiferente, que aporta un poco de aire fresco a la trasnochada cartelería cofrade, pero sin romper el vínculo con lo figurativo, lo que facilita la comunicación con el gran publico. Esta obra viene a completar la pequeña pinacoteca de autores contemporáneos, que poco a poco está consiguiendo esta hermandad con este cartel anual de la juventud de la Esperanza.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Anónima fidelidad

Quinientos Viernes Santos