Sin categoría

No es un adiós, tan solo es un hasta pronto, por María Moreno

Tweet Hace a penas unos días las ganas, los nervios, la impaciencia, y los sentimientos inundaban los corazones de los cruceros Palmerinos y en especial el de los piomperos, que soñaban con volver a vivir ese fin de semana tan esperado por cualquier crucero, pero ya ha pasado todo en un abrir y cerrar de ojos, dicen que los buenos momentos pasan muy deprisa y que gran verdad es esa.

Fue el miércoles cuando comenzaron los actos y ya se notaba como todo se iba acabando,  a mí el viernes por la noche me regala momentos como cuando las mujeres llegan a la Ermita del Valle a dejarle su ramo de flores a la Patrona, y giras por un momento la cabeza y ves a Ntro Padre Jesús Nazareno al que llaman el Señor de la Palma sinceramente dan sentido a mi vida, es todo un cúmulo de sensaciones únicas. Pero es el Domingo, sobre todo en ese intimo traslado desde su Capilla hasta la iglesia donde tiene lugar la función principal para después salir en procesión, donde te das cuenta y echas de menos a gente que en menos de un año se han ido a disfrutar de un eterno Mayo allá donde estén, son esos momentos íntimos, de recogimiento, en los que encuentras respuestas a preguntas que no la tenían.

A pesar de la tremenda calor que tuvimos que soportar, todo fue recompensado, daba gusto salir a la calle y ver a hombres, mujeres y niños ataviados con sus mejores galas para acompañar a la cruz, o simplemente ver la procesión.

Disfrutar de las marchas de la Banda de CCTT de Ntra Sra del Sol detrás del simpecado de la hermandad en cualquier calle estrecha, o ver venir a la Santa Cruz con esa forma tan peculiar de moverse  que tiene a los sones del Carmen de Salteras, eso para una cofrade y crucera como me considero  sobran las palabras, había momentos  que cerraba los ojos y solo faltaba el aroma a incienso para creer realmente que estaba en la Semana más Grande.

Es en este Domingo de Mayo cuando pasamos de ver la cruz llena de dolor y de sufrimiento, a ver  a la cruz gloriosa, triunfo del cristianismo. Pero no es un adiós a la cruz cuando acaba este gran domingo, porque la Santa Cruz de la Calle Sevilla tiene el privilegio de salir el día del Corpus Christi día Grande para todo Cristiano, día que sale y luce aún más triunfante si cabe, por esto y por mucho más le digo hasta pronto Santa Cruz.



Redacta. María Moreno



AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org