in ,

El Tiempo sin el tiempo: Musa de la tristeza, por @jamonterof

Foto: Diego Sánchez

Es mi tiempo, fiel testigo
penitente de tu llanto.
Es tan vil y cruel castigo
tener que esperarte tanto.

Son los siglos en tu cara,
son los rastros del pasado,
es tu marcha que no para,
son locura tus bordados.

Se te va toda la tarde
inundándosete el alma,
mientras la vida te arde
como atrás ardió la palma.

Palma que ahora es bandera
de este bendito desmán,
palma, gustosa heredera
del blanco y oculto ruán.

Y Sevilla te acompaña,
y ante ti se desmorona,
y del llanto se le empaña
hasta el brillo a tu corona.

Y la Gloria se dispara
en tu mirada sencilla,
en el difunto noviembre,
en la locura de tu cara,
en la esperanza de que Sevilla
su primavera te siembre.

Gloria es besar tus manos
recreadas por Susillo,
canción del ser humano,
con quebranto su estribillo.

Gloria grandiosa y eterna
tus hermanas de la Cruz.
Caridad profunda e interna
que a las tinieblas dan la luz.

Gloria es tu nombre, mi vida,
Gloria es tu amarga dulzura,
Gloria es mi letra atrevida.
Y Gloria eres Tú, Amargura.

José Antonio Montero Fernández

A la Virgen de la Amargura.
Al sol de hace diez años.
A Rasero.
A Sevilla.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Asamblea de la Asociación Parroquial Santa Cruz de Camas

IX Jornadas Culturales en la Hermandad de la Estrella