in

Miércoles Santo pleno

Ya era hora: ¡Por fin un día completo!, y es que su trabajito nos ha costado, aunque el día tampoco ha estado soleado y nos ha llegado a preocupar en alguna que otra ocasión.
Pero hoy si hemos podido contemplar todas las hermandades que debían realizar su estación de penitencia a la Catedral.
El día comenzó en Nervión, a las 12 de la mañana, y sobre la 1 de la tarde ya podíamos ver uno de los estrenos más sonado de nuestra Semana Santa, las caídas del palio de la Virgen de Consolación de esta hermandad de Nervión. La han realizado Charo Bernardino, Fernando Aguado y Fernando Marmolejo, además tiene incrustaciones de piedras preciosas y cristales de Swaroski, gran obra de arte la que tiene esta Virgen.
Después fue el turno de otro barrio, este caso San Bernardo que se puso en la calle a las 2 de la tarde con un nutrido grupo de nazarenos, siendo la tercera hermandad en sacar más pasos a la calle este año, dejó 40 minutos de retraso aproximadamente por Carrera Oficial, cuestión que hizo que los demás cortejos también llevaran este retraso. Espectacular su paso por su puente y la Alcazaba.
El Carmen Doloroso estrenó parte del dorado de la canastilla del paso de misterio, concretamente el frontal. Lució mucho esta hermandad muy cómoda de ver, por la rapidez, y que año tras año se va ganando más fieles por su forma de andar y de llevar la cofradía.
La hermandad franciscana del Buen Fin también pudo realizar estación de penitencia, espectacular petalada como cada año a su entrada en Campana a la Virgen de la Palma.
La Lanzada fue la siguiente hermandad en tomar la calle de manera puntual, esta hermandad también estuvo arropada por todo su recorrido por gran cantidad de público motivado en parte por aquellos que ven los pasos solamente por su banda y en este caso tocaba las Tres Caídas asi que…
El Arenal se engalanó para poner su primera cofradía en la calle este año, tras no hacerlo las Aguas ni Jesús Despojado, el Cristo de la Misericordia después de la Semana Santa pasara “por talleres” para que se restaure, por lo que el año que viene lo veremos algo cambiado.
Sobriedad como siempre en el Cristo de Burgos, sobre todo en la espectacular entrada en la que se apaga toda la plaza de San Pedro y hace que todos los allí presentes se trasladen a otro momento de la historia.
Las Siete Palabras la pudimos contemplar sin todo su ajuar de joyas y sin parte de su paso del nazareno por el robo que acechó a esta hermandad este presente año. Cabe destacar el empeño de esta hermandad para recomponerse después de este palo tan grande.
Por último los Panaderos, brillante conjunción la de su Cristo con la banda de las Cigarreras, su forma de andar y de pasearse por las calles. La crítica es que en el recorrido de vuelta se formaron grandes huecos entre los nazarenos que acompañaban a la Virgen de Regla, lo cual hacia una espera casi desesperante para aquellos que estábamos esperando a la cofradía.
Mañana doble jornada con Los Negritos, la Exaltación, las Cigarreras, Montesión, Quinta Angustia, El Valle y Pasión. Luego la Madrugá con El Silencio, Gran Poder, Macarena, Calvario, Esperanza de Triana y los Gitanos. Ojalá todos puedan hacer su Estación de Penitencia.
Sergio Maya

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

Los únicos pasos que salieron el Martes Santo

El Jueves Santo se vuelve a romper