in

Magnífico broche de oro a las vísperas

Más de 2000 nazarenos de devoción por los barrios de Sevilla ponen sus pies en la calle en este Sábado de Pasión donde destaca sobremanera el calor a primeras horas de la tarde, la gran afluencia de público que cada año más se acerca a presenciar estas Hermandades de Sábado de Pasión, al igual que las del Viernes de Dolores.

Así, la primera que puntualmente puso sus nazarenos en las calles de Sevilla desde más allá de la SE-30 fue la Hermandad de Padre Pío. Un correcto cortejo soportando la calor desde más allá de las tres de la tarde, donde el Nazareno de Fernando Murciano sufrió un pequeño problema con las articulaciones de los brazos que afortunadamente fue subsanado en pocos minutos, pudiendo continuar la procesión con facilidad. Al paso de palio de Madre de la Divina Gracia se estrenó con un repertorio muy clásico la Banda Virgen de las Angustias de Sanlúcar la Mayor. Como cada año mucha gente esperando en la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores del Cerro, donde los nazarenos de la cofradía transitan por dentro y los pasos saludan ante un público emocionado por el esfuerzo que realiza una de las más humildes Cofradías de Vísperas de nuestra ciudad.

Era la segunda estación de penitencia de la Hermandad de La Milagrosa, pero parecía que llevaban salido toda la vida. El amplio cortejo de nazarenos de antifaz blanco y escapulario verde Esperanza -como su titular- salía de la Parroquia de Ciudad Jardín con muchísima gente esperando el misterio de Navarro Arteaga, que sufrió un pequeño incendio por parte de los ropajes de una de las figuras secundarias que rápidamente fue extinguido y no pasó a mayores. Impresionante, un año más, los sones de la Banda de la Redención junto con el acompañamiento de la Banda Judía. La Virgen del Rosario nos dejó un año más en la calle con su palio de estilo otomano que entró por San Juan de Dios a los sones de “Mi Amargura” en una gran interpretación por una Banda de la Cruz Roja que sigue en progresión ascendente, si se puede mejorar más.

Bastante más lejos del centro, en el barrio de Parque Alcosa, salía la Cofradía del Divino Perdón con un buen número de nazarenos aguantando la calor de las grandes avenidas del barrio. El Nazareno, acompañado por una extraordinaria Agrupación Musical Nuestra Señora de la Estrella de Dos Hermanas iba bastante acompañado de gente, aunque la amplitud de las avenidas no acompañaba a ello. En el palio de la Concepción se estrenaba la Banda de la Soledad de Cantillana tocando un repertorio bastante variado, causando una grata impresión en un palio en creciente devoción que ojalá veamos concluido en no mucho tiempo.

En el barrio de Torreblanca la salida de la Cofradía iba presidida por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, donde otro año un barrio se vuelca con su Hermandad en el cortejo más nutrido de todas las Hermandades que procesionan el Viernes de Dolores y el Sábado de Pasión. Virgen de los Reyes y sus sones acompañaban a un completo misterio de Cautivo ante Pilato abarrotado de público, mientras que la Virgen de los Dolores sigue completando su paso de palio bajo los sones de las Nieves de Olivares al final de un cortejo de nazarenos que agradecieron la sombra de las calles estrechas de su barrio en las primeras horas de la procesión.

Bastantes años menos lleva realizando su salida como Hermandad de Penitencia la Hermandad de San José Obrero, donde el Señor de la Caridad discurría por las calles de su barrio con los sones, un año más, de la Banda de la Hermandad de los Gitanos por la Ronda de María Auxiliadora, novedad en el recorrido de esta cofradía. La niña de Álvarez Duarte que es la Virgen de los Dolores continúa a la espera de que se pueda completar un palio cuyo proyecto de Grande de León causó una grata impresión en la Sevilla cofrade. Cada año se consolida más por su barrio, donde la Cofradía nos transporta a otro tiempo al pasar por las calles más tradicionales de un barrio que siempre ha estado con su patrón, origen de esta Hermandad.

En San Jerónimo, la Agrupación Parroquial del mismo nombre estrenaba el proyecto de un novedoso misterio para Sevilla y la talla de Simón de Cirene portando la Cruz mientras el Señor del Amor seguía aumentando la devoción por su barrio bajo los sones de una banda de la Sangre de San Benito que cada año suena mejor, acompañado de un humilde pero esperanzador cortejo que en pocos años verá como procesiona su Virgen de la Salud por las calles de su barrio.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Creador y responsable de MarchasDeCristo, firme católico, hombre de Hermandades y defensor de la música procesional en todas sus vertientes.

Arde una imagen secundaria del misterio de la Milagrosa

La Virgen de la Caridad lucirá finalmente su manto de salida restaurado este Miércoles Santo