Sin categoría

Mágica Madrugá

Tweet

Ante las incertidumbres durante la tarde por culpa de la lluvia en si iba a haber o no Madrugá, las hermandades las disiparon al salir las 6 hermandades y deleitarnos a todos con una mágica Madrugá.
La primera en salir fue la Macarena con 20 minutos de retraso, la Virgen salió a las 2 menos cuarto de la mañana, lucía el manto Camaronero y la túnica que regaló Juanita Reina al Cristo de la Sentencia. Por culpa de la lluvia decidieron acortar el recorrido de vuelta llegando hasta la calle Feria hasta la Resolana y entrar evitándose así aproximadamente dos o tres horas del recorrido. Entro la cruz de guía sobre las diez de la mañana y la Macarena entró a la una y media de la tarde, y justo al cerrar las puertas empezó a llover tal y como se esperaba. El exorno floral fue de claveles blancos como es habitual. Este año se pudieron observar macro petaladas a la Esperanza al entrar en Campana, en Sierpes y en Montesión, por ejemplo.
La segunda en poner su cruz de guía en la calle fue el Gran Poder, a la una en punto se apagó toda la plaza de San Lorenzo y empezaron a salir los tramos que preceden al Señor como cada Madrugada, no fue hasta la una y media cuando el Señor hizo acto de presencia en la calle, al son de las saetas y bajo un silencio que parecía el de la Maestranza en una tarde de toros.
Zancada larga durante todo el recorrido y a la voz de los Villanueva el paso, que estaba recién restaurado, fue avanzando hasta entrar de nuevo en su templo. Le siguió su Madre, Mayor Dolor y Traspaso, sencilla como siempre andando de frente y con la sobriedad característica de esta hermandad.
En la calle Alfonso XII salió el Nazareno del Silencio para incorporarse prácticamente a la Carrera Oficial un año más. Esta cofradía es la perfección en todos los sentidos, Cruz de Guía, nazarenos firmes y siempre mirando al frente, sin palabras, orden estricto, y el andar de los pasos largo y cadencioso. Como siempre nos sobrecogió la Virgen de la Concepción del Silencio con su particular palio y el azahar en su exorno floral.
Desde Triana, zarpó el barco de Esperanza que llegó hasta Sevilla para inundarnos de su belleza y su arte. El particular andar del Cristo de las Tres Caídas conjugado con su banda hace que sea uno de los momentos más esperados al llegar cada Semana Santa, y una vez mas no defraudaron por todo el recorrido, al conjugar los pasitos hacia atrás, con el serrucho, el izquierdo por delante o el picaíto, entre otros. La Esperanza de Triana lucía el manto de dragones y el refregaor como se le conoce en Triana, ofreciéndonos una muy bella estampa de esta Virgen tan morena. Esta hermandad decidió a la vuelta cruzar el Puente, Altozano, y directamente hasta la calle Pureza.
El Calvario también realizo su salida a su hora fijada en un año muy especial para ellos, ya que se cumple la efeméride de su 400 aniversario. Se agradece esta cofradía en medio de tantos cortejos tan grandes de la Madrugá, ya que es una cofradía muy cómoda de ver. Sobriedad, en su estilo durante todo el recorrido en esta hermandad que reside en la Parroquia de la Magdalena.
Para finalizar nos vamos hasta el Santuario donde reside actualmente los Gitanos, se estrenaba banda este año tras el Manué, y la cosa resultó como pasa en los toros división de opiniones, es cierto que no se escucharon tantos aplausos como cuando acompañaba a este Nazareno la Agrupación Musical Virgen de los Reyes. La Virgen de las Angustias, con su manto azul y su cara morena mostró detalles de que es una de las más desconocidas de la Madrugá, cosa que debería empezar a cambiar. También recorto el itinerario por las previsiones de lluvia.

Sergio Maya

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org