in

Los palcos el lugar ideal para escuchar marchas clásicas

Banda de la Cruz Roja tras el palio de la Virgen del Rosario

Seguramente los palcos de la Plaza de San Francisco sea el punto más tradicional de toda la Carrera Oficial, a pesar del evidente impacto mediático que tiene el comienzo de la misma en la Plaza de la Campana.

Desde siempre, todos los estamentos de la sociedad sevillana se han reunido en torno a esta plaza para ver el discurrir de las Cofradías en su camino hacia la Catedral. Precisamente, por eso, cada año todas las Hermandades cuidan mucho su puesta en escena en este punto tan emblemático, de ahí que la música cobre mucho protagonismo.

A pesar de que cada año se producen decenas de estrenos de piezas dedicadas a las imágenes titulares, éstos no suelen tener lugar en la Plaza de San Francisco; todo lo contrario, las corporaciones apuestan por interpretar sus sones más clásicos y tradicionales, especialmente tras los pasos de palio.

Palio de Nuestra Señora de los Dolores por la plaza del Triunfo

Así, en esta Semana Santa de 2017, pudimos escuchar el Domingo de Ramos marchas como: Nuestra Señora del Patrocinio (Pedro Gámez Laserna, 1969) en la Hermandad de Jesús Despojado; Jesús de las Penas (Antonio Pantión Pérez, 1949) tras el palio de la Virgen del Socorro; Hiniesta (José Martínez Peralto, 1943) tras el palio de Gracia y Esperanza, de San Roque.

El Lunes y Martes Santo, se pudo escuchar: Sevilla Cofradiera (Pedro Gámez Laserna, 1972) para María Santísima del Rocío; Señorita de Triana (Pedro Morales Muñoz, 1999) para la Virgen de Guadalupe; Margot (Joaquín Turina Pérez, 1914) tras el palio de la Hermandad de Los Javieres; La Esperanza de Triana (Manuel López Farfán, 1925) al palio de la Virgen de la Encarnación; Cristo en la Alcazaba (Fulgencio Morón Ródenas, 1980) para la Virgen de los Dolores, de la Hermandad de Santa Cruz.

Miércoles y Jueves Santo fueron días donde pudimos seguir escuchando marchas muy clásicas: Virgen de la Victoria (Francisco Barril Cortés, 1982) en el Carmen Doloroso; la Marcha Fúnebre a Nuestro Padre Jesús de la Pasión (Joaquín Turina Pérez, 1899) en el Cristo de Burgos; Procesión de Semana Santa en Sevilla (Pascual Marquina Narro, ca. 1920) en las Siete Palabras; Macarena (Emilio Cebrián Ruiz, 1943) tras la Virgen de las Lágrimas de la Exaltación; Virgen del Valle (Vicente Gómez-Zarzuela Pérez, 1987) tras los palios de la Virgen del Valle y de Nuestra Madre y Señora de la Merced, de la Hermandad de Pasión.

La Madrugá nos permitió disfrutar en la Plaza de San Francisco de la Esperanza Macarena a los sones de la marcha compuesta para el pregón de Alberto García Reyes, Esperanza de Vida (Manuel Marvizón Carvallo, 2017).

El Viernes y Sábado Santo fueron dos días de vuelta a los sones clásicos y tradicionales: Nuestra Señora de Montserrat (Antonio Pantión Pérez, 1955) para la imagen del mismo nombre; Marcha Fúnebre – Quinta Angustia (José Font Marimont, 1895) para la Piedad de la Hermandad de los Servitas; Pasan los campanilleros (Manuel López Farfán, 1924) a la Esperanza de la Trinidad.

Una Semana Santa pletórica, que nos ha permitido disfrutar en la Plaza de San Francisco de lo mejor de nuestra música procesional.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Los titulares de Montserrat se trasladan a la Magdalena

El 13 de mayo, primera salida de la Virgen del Mar