Sevilla

Los Gitanos da paso atrás y no renueva el plan de la Madrugá

La Hermandad de Los Gitanos da por no renovado el acuerdo al que llegaron para la Madrugá de 2016. Tras reunirse en cabildo de oficiales, el pasado miércoles 8 de marzo la corporación del Viernes Santo se ha visto abocada a tener que tomar esta difícil decisión. Es una decisión tomada única y exclusivamente por el bien de la cofradía que preside José Moreno tras varias semanas varios intentos de buscar una solución más viable.

 

Las claves del ‘no’ de Los Gitanos

Encrucijada

El principal problema de esta jornada es el laberinto en el que se convierte el centro del casco histórico entre aproximadamente las 2:00 y las 6:00 de la mañana. La Hermandad de Los Gitanos ocupa actualmente el sexto puesto dentro de la nómina de hermandades de la Madrugá. Aunque históricamente y como la corporación alega, no le pertenece ese puesto, lo obtiene en pro de facilitar la jornada, sacrificándose con innumerables parones y con los cruces con la Hermandad del Silencio y la Macarena.

 

Plan 2016

Tras la aprobación y fracaso del plan trienal y bienal, Los Gitanos han sufrido los principales cambios de la jornada. En 2016, se aprobó una ampliación de 45 minutos en la jornada. Una vez más, la corporación asumió gran parte de los cambios, puesto que en ello conllevaba que el palio de la Virgen de las Angustias saliese 35 minutos más tarde.  

 

Los Santos Oficios

A pesar de los cambios que se habían aprobado, la cofradía de Los Gitanos llegó a sumar un retraso de 12 minutos. La cofradía que estuvo sometida al desdén y desorden formado, se vio obligada a sacar el palio de la Virgen de las Angustias de la Santa Iglesia Catedral a las 9:00 de la mañana; tan sólo 30 minutos antes de que den comienzo los Santos Oficios de la mañana del Viernes Santo, por lo que la junta de gobierno de la corporación lo acusa de que “carece de toda prudencia”.

 

La solución que ofrece Los Gitanos

La corporación -que a pesar de que es algo obvio- deja claro que la jornada no se puede estirar más por el final. Tras las muchas reuniones tenida por el hermano mayor con el resto de hermanos mayores de la Madrugá y con el propio Consejo General de Hermandades y Cofradías sin haber llegado a un acuerdo responsable, maduro y estable, Pepe Moreno pasa al plan D: adelantar la Madrugá. La hermandad deja claro que no quieren más tiempo, sólo quieren que su cofradía no siga sufriendo y pagando la irresponsabilidad del Consejo General de Hermandades y Cofradías, a quienes acusan de haberles dejado solos y abandonados.

AnteriorSiguiente