Fotografías, Sevilla

La Primera Esperanza de Sevilla

Como cada mes de Octubre, como cada inicio del Otoño, llega a San Martín el inicio de un nuevo Curso… Y con él los frenéticos preparativos (por aquello de la vuelta del estío veraniego) de la salida procesional de la Primera Esperanza de Sevilla, de la Esperanza Divina Enfermera, de la Virgen bonita que reina en San Martín desde donde la memoria pierde el recuerdo.

Como el recuerdo de esta procesión, tan esperada y querida por esta corporación del Miércoles Santo, y más especialmente por su Grupo Joven, que se encargó de prepararle en los días previos, una gran petalá con la que obsequiaron a su Virgen de la Esperanza a su paso por la recogida calle Saavedras al inicio de la procesión, y en la Plaza de San Martín a los sones de “Pasan los Campanilleros” cuando ya estaba a punto de entrar en el templo.

La Gloria de la Hermandad de la Lanzada, recorrió las calles de su feligresía y del centro de Sevilla, visitando en e transcurso de éste a las monjitas del Pozo Santo, que la obsequiaron con sentidos “vivas”, a la Hermandad del Valle en la Anunciación, a la corporación panadera en San Andrés (entrando hasta donde la ráfaga de la Virgen lo permitió), y en la Parroquia de San Andrés, donde la esperaban con sendos ramos de flores las Hermandades de Santa Marta y de la Virgen de Araceli.

Fue en el primer sábado de Octubre, y lo hacía sobre el paso de la Virgen del Buen Fin, acompañada en la cabecera del cortejo por la Banda de San Juan Evangelista (hasta la iglesia de la Anunciación) y la Banda de las Tres Caídas de Triana (desde la Anunciación hasta su regreso a San Martín), y con a Banda de Música de las Cigarreras tras la Virgen, que interpretó marchas tales como “Esperanza Divina Enfermera”, ” “Bajo tu Amparo”,  “Y en Triana, la O” y entrando a los sones de “Virgen del Buen Fin”.

Y es que, San Martín no se entiende sin su Divina Enfermera, ni su Divina Enfermera se entiende sin San Martín…

 

 

AnteriorSiguiente