- La Opinión del Cofrade

La Opinión. Nosotros mismos por @estaahifuera

cachorroQuien más y quien menos a estas alturas ha leído al menos una docena de balances de la Semana Santa que acaba de terminar. Es lógico que haya opiniones para todos los gustos, vista la cantidad de gente que ve al menos la de su barrio, y el impresionante contingente humano que se despliega cualquier cofradía,

Tras cada Semana Santa se alzan muchas voces, entre ellas la mía, señalando lo negativo, gritando eso de “donde vamos a parar” y cosas por el estilo. Es cierto que hay cosas sobredimensionadas y se nota, muchas marchas, más lucimiento que nunca, cuerpos de nazarenos en ocasiones muy nutridos, despliegue tecnológico en no pocas cofradías, las famosas sillitas, el último grito es el modelo tumbona de playa, auténticos juegos florales, y por quejarse hay quien se tira de los pelos al ver la cantidad de gente que hace fotos con todo tipo de artilugios, tablets, móviles,  y cámaras.

En el fondo somos unos criticones, pero somos poco dados a hacer autocritica. Los que hacen mal las cosas son otros, usamos las sillitas de forma responsable, parece que nadie confiesa pisar las sillas de la carrera oficial, todo el mundo usa las papeleras, escasas en el centro de Sevilla… ¿alguien se ha dado cuenta donde están los contenedores de basura en una parte del casco histórico? Nadie cangrejea, nadie empuja a un nazareno, todos somos muy buenos, y muy educados.

Todas las cofradías intentan cumplir los horarios, se habla de notables esfuerzos, se dice a voz en grito que no cabemos- ¿aviso a las cofradías de vísperas que tienen en el horizonte incorporarse a la nomina de las que hacen estación a la Catedral?- pero en el fondo seguimos viendo las mismas cosas de costumbre, como decía antes algo sobredimensionadas, y con cofradías que defienden a muerte el derecho adquirido del tiempo de paso por carrera oficial.

Para un servidor la mala señal de esta Semana Santa es la crispación a flor de piel que se ha notado en parte del público. Además del famoso puñetazo, grabado por un cámara de una televisión local en la puerta de la iglesia de San Esteban, he presenciado algún que otro altercado, con voces y empujones, por cosas que en principio solo requieren un poco de cortesía, y educación.

El año que viene volveremos a hablar de las mismas cosas, de los horarios, del CECOP y algunas de sus ideas, volveremos a escrutar previsiones meteorológicas desde el mes de enero, criticaremos ferozmente a  algunas bandas cristeras, hablaremos del tocado de tal o cual Dolorosa, correrán ríos de bits a cuenta de las famosas sillitas, nos quejaremos de la suciedad, criticaremos duramente al consejo de cofradías, denostaremos la carrera oficial, veremos varios centenares de fotos de nazarenos haciendo el tonto, nos acordaremos de los tíos de las cámaras de fotos, y si hay suerte con la meteorología muchos volveremos a terminar con un impresionante dolor de pies. Ahora si alguien pregunta todos volveremos a ser unos nazarenos/músicos/acólitos/costaleros/espectadores (táchese lo que no proceda) modélicos….

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org