in

La número sesenta y…

Tweet Es por todos conocida la intención de varias hermandades, denominadas ‘de vísperas’, de incorporarse a la nómina de las que hacen su estación de penitencia a la S.I.C. de Sevilla. La última de ellas ha sido la cofradía de Pino Montano, que se coloca tras la Hermandad de la Misión en la denominada “lista de espera”. Tendrá que realizar una serie de trámites, más o menos complicados, para que este objetivo llegue a buen puerto. Algo más fácil lo tiene la citada Hermandad del barrio de Heliópolis, pues sólo es cuestión de tiempo su incorporación, ya que la Iglesia de Sevilla dio el visto bueno a dicha modificación.

Pero no quiero quedarme aquí, ni mucho menos. La polémica y el debate sobre las nuevas hermandades nos acompañarán, queramos o no, durante un largo tiempo. Y hablando de debates, es imposible no citar el que ha surgido este año en torno a la atípica estación de penitencia de la Hermandad de Vera+Cruz. Opiniones para todos los gustos, aunque uno de los argumentos esgrimidos por aquellos que ven favorable este tipo de circunstancia ha sido el de la vuelta a nuestros orígenes, el cual se ha defendido a capa y espada especialmente por quienes creen en este tipo de penitencia más intimista, por denominarlo de algún modo.

Casualmente, y salvando excepciones, los perfiles de los que apoyan la ampliación de la Semana Santa y de los que prefieren una vuelta al pasado no suelen coincidir. Pero, ¿y si unimos ambos temas?¿Se puede ampliar la Semana Santa recuperando su pasado y sus orígenes?

La respuesta es un rotundo sí. ¿Cómo hacerlo? El camino está ya más que trazado, y a diferencia de las hermandades citadas anteriormente, en esta ocasión tan sólo una relación de papeles e informes se posicionan como barrera.

Si todavía no sabes a qué me refiero, voy directamente al grano: Hermandad del Santísimo Sacramento y Ánimas Benditas del purgatorio, Sagrado Lavatorio de Nuestro Señor Jesucristo, Santísimo Cristo del Mandato y Madre de Dios del Pópulo. Se trata de una Hermandad fundada en el siglo XVI que realizó su estación de penitencia a la S.I.C. hasta finales del siglo XVIII. Con grandes periodos de decandencia, uno de los mayores a causa de la revolución liberal, siguió con vida la Hermandad, aunque predominando casi exclusivamente el carácter sacramental. Cesó su actividad en un momento indeterminado del siglo XX.
¿Qué significa esto? La Hermandad no está extinguida, por lo que fácilmente puede ser reorganizada. Tan sólo es necesario la adhesión de personas que apoyen la causa y el envío de un informe al arzobispado para que pueda ser reactivada. Se recuperarían, por tanto, los cultos sacramentales. ¿Y por dónde entraría la ampliación de la nómina? Este hecho residiría en que las reglas de la Hermandad Sacramental recogen que mientras siga con vida, no pierde su derecho a realizar con normalidad la estación de penitencia.
En los años 80 hubo un intento reorganizador, recuperándose los cultos a la Virgen del Pópulo. Llegó hasta tal punto que sólo faltó la entrega de informes al arzobispado. Éstos, ya realizados, no pudieron llegar a palacio a causa de la no-colaboración del párroco de Santa María la Blanca, frustrando la operación. Hoy en día existe la Asociación del Sagrado Lavatorio, cuyo fin es dotar de vida a aquella hermandad dormida que se pierde a través de los siglos.


Noche del Jueves Santo, barrio de Santa Cruz, y el misterio del Lavatorio camino de Santa María la Blanca. Tras él, el calvario del Cristo del Mandato, y cerrando el cortejo, Madre de Dios del Pópulo bajo palio al son de Amarguras entre los naranjos de la calle Mateos Gago con la Giralda de fondo. Quizás sea un sueño, pero la realidad es que ésta sería una bellísima estampa recuperada del baúl de los siglos, del más puro barroco sevillano.
De aquí a diez años, probablemente vivamos una Semana Santa bien distinta a la actual. De nosotros depende cómo será. ¿Apostar por el futuro en los barrios o por nuestra identidad revitalizando el pasado? Sin lugar a dudas, en ambas está la clave. Luz verde a aquellos que quieren aportar, siempre con criterio, esplendor a nuestra Semana Santa.
Más tarde o más temprano, estoy seguro que esta asociación acabará recuperando la Hermandad del Lavatorio. Mis mejores deseos para ellos, y no sé si de Sevilla, pero al menos de este sevillano cuentan con todo el apoyo para su entusiasmo.

Fernando Rodríguez.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

Traslado en la Exaltacion

Héroes de nuestro tiempo por Carmen García de la Escosura