Sevilla

La Macarena “lamenta” el rechazo a la iniciativa de las sillas

Alejandro Melero.

La hermandad de la Macarena ha emitido un comunicado oficial en el que lamenta el rechazo que ha provocado la iniciativa de las sillas en el pontifical del Cincuentenario de la Coronación de la Virgen de la Esperanza. Un comunicado en el que explica que su iniciativa haya sido rechazada por el Arzobispado de la ciudad antes incluso de ser descrita a sus propios hermanos. Reproducimos íntegro el comunicado de la hermandad:

“La Junta de Gobierno de la Hermandad de la Macarena desea comunicar y hacer partícipe a todos sus hermanos y devotos el rechazo absoluto a la polémica suscitada en torno al donativo vinculado a las invitaciones al acto solemne que, con motivo del 50 Aniversario de la Coronación Canónica de la Stma. Virgen de la Esperanza, a celebrar el 31 de mayo próximo, tendrá lugar en la Plaza de España de Sevilla.

Las maneras de esta Corporación centenaria, a lo largo de todos sus años de historia, han sido siempre exquisitas y respetuosas con las situaciones personales, familiares y laborales por las que discurren sus hermanos, y jamás ninguno de ellos ha tenido cortapisa alguna para participar en la vida de la Hermandad y para sentirse integrado en todos sus actos de culto interno y externo. El corazón de los macarenos siempre ha estado dispuesto a participar en proyectos de índole social y comunitaria y, desde esta perspectiva, la Junta de Gobierno se ha sentido respaldada en cuantas acciones ha iniciado y desarrollado al amparo de sus fines asistenciales.

En Cabildo de Oficiales ordinario, celebrado el 7 de abril de 2014, y en el que estuvieron presentes todos los miembros de la Junta de Gobierno de la Hermandad, se aprobó por unanimidad el giro de un donativo de cinco euros para engrandecimiento de uno de los principales fines de la Corporación: su compromiso social. Este donativo, cuya naturaleza del término es siempre voluntaria, sería aplicable únicamente a los hermanos que libremente quisiesen adherirse a tal iniciativa. Se tuvo en cuenta, y así se debatió, la imposibilidad existente de establecer una colecta durante el acto, dada la ingente cantidad de público previsible, y se barajó el hecho de generar una bolsa de caridad cuyo destino estaría siempre dirigido a las múltiples necesidades que el barrio y la sociedad sevillana, en general, están padeciendo.

Lamentamos profundamente que esta iniciativa haya sido abortada antes, incluso, de explicarse a los hermanos, y que se haya manipulado de forma intencionada en pro de dobleces y de interpretaciones alejadísimas de la realidad y del sentir colectivo de los Oficiales de Junta.”

AnteriorSiguiente