Sevilla

La importancia de las Restauraciones por @JaviPrieto86

Foto. Roberto Villarica

La pasada semana se presentaba con gran expectación la restauración del Cristo de la Expiración de la Hermandad del Museo. Al contrario que en otras ocasiones, como pudo ser el Señor de la Salud y Buen Viaje, la intervención no ha supuesto un cambio radical en la imagen del Señor pero si ha puesto de manifiesto la importancia de contar con un equipo técnico solvente para realizar este tipo de intervenciones, no solo por el resultado de la actuación si no por las propias causas que la han motivado.

Otra obra intervenida en fechas recientes y cuyo informe ha ofrecido datos más que curiosos ha sido la llevada a cabo por el profesor Miñarro en el Cristo de la Misericordia de la Hermandad del Baratillo. Esta talla de Ortega Bru había perdido gran parte de su lectura por la sucesión de intervenciones caseras a juicio del restaurador.

Las intervenciones de restauración no pueden confundirse en pleno siglo XXI con actuaciones para remozar y embellecer tallas, si reconocemos el valor artístico de las imágenes titulares es necesario confiar su cuidado y mantenimiento a personal técnico especializado. Las actuaciones de restauración deben responder a una serie de criterios, especialmente: el principio de la mínima intervención, el respeto de la autenticidad del original y la reversibilidad de los procedimientos aplicados.

Las labores de restauración llevadas a cabo en el IAPH sobre el Cristo de la Expiración y las llevadas a cabo por parte de Miñarro para el Baratillo han puesto de manifiesto la existencia de capas de barniz, repintes, patinas de betún de Judea y alteraciones de las tallas fruto de procesos de restauración. Estas actuaciones que se llevan a cabo en el seno de las hermandades, muchas de ellas con intervenciones puntuales que carecen de registro documental, ponen en riesgo el valor de las obras pudiendo llegar a dañar el original y hacerlo irrecuperable.

Las cofradías deben plantearse qué valores quieren proteger en sus imágenes titulares, el gusto estético o el valor patrimonial e histórico de las tallas, teniendo en cuenta además de lo irrevocable de muchas intervenciones. En el imaginario de muchos cofrades de Sevilla y otros lugares seguro que les resulta fácil recordar alguna intervención de conservación y restauración cuyo resultado ha sido la sustitución (que no recuperación) de policromías, retallado de mascarillas, cambios en la anatomía, etc.  Hechos que suponen la destrucción del valor artístico de la talla y que en ocasiones pone en riesgo el elemento devocional, verdadero garante de la supervivencia de las imágenes.

Esperemos que el interés despertado con la presentación del Cristo de la Expiración, su puesta en valor y recuperación de sus valores artísticos, sirvan para concienciar a cofradías y cofrades de la necesidad de conservar las imágenes y confiar en técnicos o institutos oficiales la restauración de sus imágenes y enseres.

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org