in

La falta de civismo

Cuando el pasado Domingo de Ramos mis amigos y yo decidimos ir a ver la entrada de la Hermandad de La Amargura, una estampa que al amparo de la Iglesia de San Juan de la Palma rebosa sevillanía por sus cuatro costados, ya me figuré lo que iba a ocurrir.
Por todos es sabido que la espera, sea del tipo que sea, se hace más llevadera si se acompaña con un paquetito de pipas y un botellín de Cruzcampo bien fresquito. Y como la naturaleza o, en su defecto, la sociedad han hecho de este humilde periodista un ser precavido, antes de salir de casa eché en el macuto de mi cámara de fotos un par de bolsas de plástico, por lo que pudiera pasar.

A eso de la una de la madrugada agradecí haber estado atento a ese detalle, porque cuando fuimos acabando el bocata y el refresco del bendito rincón de la calle Regina, y más tarde los “tentempiés” de la espera en San Juan de la Palma, los pocos residuos que provocamos no contribuyeron a ensuciar las calles de nuestra ciudad, sino que encontraron un buen hospedaje en una papelera cercana.
El motivo de esta especie de crónica va mucho más allá del simple alardeo auto-loable. Lo que pretende es aprovechar unos datos que ha hecho público hoy la Organización de Consumidores y Usuarios sobre la limpieza de nuestra ciudad para llamar, una vez más y sin descanso hasta conseguir resultados, a la conciencia cívica de los sevillanos.
La OCU ha realizado un estudio que ha determinado que Sevilla es la tercera ciudad más sucia de España, por debajo de Jerez de la Frontera y Elche. El estudio se ha realizado a través de encuestas a 6.728 usuarios del término municipal de 62 ayuntamientos. De todos los entrevistados hay un 84% que cree que el problema no radica en el presupuesto que destina cada municipio a la limpieza viaria (que es de 52,51 euros por habitante de media), sino en la concienciación ciudadana y en la falta de sanciones eficaces. La mayoría de los ayuntamientos tienen en sus ordenanzas normativas que establecen sanciones para favorecer la limpieza de la ciudad, pero también en la mayoría o no se llevan a cabo o son insuficientes.
En el caso específico de nuestra ciudad, ¿dónde se encuentra la solución si la gestión del ayuntamiento es insuficiente y la conciencia ciudadana inexistente? Precisamente éste es uno de los puntos que propone atacar la OCU, sin descartar el endurecimiento de las sanciones y la potenciación de medidas que reduzcan la creación de residuos.
Pero un servidor duda de ello, y mucho, porque a la vista está lo poco que queremos a nuestra Sevilla cuando al pasar durante la Semana Santa por las polémicas setas de la Encarnación, que no hace ni un mes que se inauguraron, ya podían verse latas, papeles, bolsas y restos de comida en las escaleras que dan a la calle Regina. Y la estampa se repetía con mucha asiduidad en todas las zonas cercanas a bares, quioscos, tiendas de ultramarinos, puestos de bocadillos, etc.
No sé qué mal contagia a esta ciudad que en los momentos de concentración masiva (y la primavera es una estación proclive a estos) las calles se convierten en vertederos. Dentro de poco Lipasam ofrecerá, como cada año, los datos de las toneladas de basura recogidas en Feria y Semana Santa. ¿Y saben qué? Cada vez me late menos la vena del cuello cuando los veo, y no porque mi indignación vaya a menos, sino porque la sorpresa positiva es cada vez más inesperada. No me extraña que se nos caiga la cara de vergüenza cuando visitamos cualquier otra ciudad europea y nos sobrecoge el amor y el mimo que sus ciudadanos le profesan. Esa sí es forma de vivir en tu ciudad. Esa sí sería una buena forma de presumir de ser sevillano.
Redacta: Carlos Jordán
Ilustra: ArteSacro

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

La Hermandad de la O recibe el Premio Demófilo a la Obra de Arte Efímera

Presentado el equipo de la Candidatura de Lucas Maireles al Valle