- La Crónica

La Divina Proporción de Alegría por Francisco Jiménez

Tweet Aquellas personas que entiende de las matemáticas, alguna vez hablaran o habrán escuchado hablar de el numero Phi, el numero de la Divina Proporción.

Para los cofrades de Gloria, la Divina Proporción se vivió ayer tarde en la calle vidrio al paso de la Virgen de la Alegría, meter un paso por aquella casi imposible estrechez, sorteando farolas, balcones y hasta luminosos de algún hostal, es en sí arte de capataces y costaleros en estado puro, la familia Villanueva y sus buenos costaleros, sin ser matemáticos le dieron la justa (y divina) proporción a cada “llamá”. Y la santísima virgen salió de aquella estrechez entre el aplauso de los allí presentes, que tras lo visto les aseguro que más de uno el año que viene repetirá en el mismo sitio.

La hermandad de la virgen de la Alegría procesiono ayer por las calles de su feligresía, desafiando a los malos augurios de una tarde que se metió en agua; algunas tormentas sueltas, pero desagradables, hicieron retrasar la salida de esta hermandad. La junta encabezada por  Rafael Duran se reunió y barajando los partes meteorológicos decidió, acertadamente, “echarse a la calle” así pues, sobre las 20.20 de la tarde se ponía en la calle esta sensacional Gloria Sevillana, que a los sones de la banda de música de la cigarreras (ojo, al buen nivel y cada vez mejor, que está adquiriendo esta banda) y con un exquisito repertorio musical; deleitaron al numeroso público que se congrego durante todo el recorrido(que se vio algo alterado por el riesgo de lluvia) en torno a la virgen. A destacar la visita a los templos cercanos a su sede canónica, tales como San Esteban, San Nicolás, y el convento de Santa María de Jesús, ubicado en la calle Águilas donde se vive ese  precioso momento  en el que un grupo de religiosas clarisas le cantan a la Santísima virgen a través de una ventana de rejas.

Así pues, la Virgen de la Alegría salió a nuestro rescate de una tarde de Domingo de Glorias de mayo que se presento algo complicada….y al final todos nos fuimos a casa con el paladar bien saciado, ya que la Alegría  es una de esas hermandades  que la gente no debe perderse. Para los que tuvimos la suerte de asistir, ya contamos los días para atrás para vernos allí de nuevo, y contemplar una vez más una Gloria de referencia de esta ciudad, y para los que no asistieron, advertidos quedan….les queda un año para enmendarse.


Redactado por José Manuel Alcaide
Ilustra David Jiménez
y Vídeo de Nacho Sánchez

Entrada Patrocinada por Uploaded with ImageShack.us

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org