in

Hijos de la Giralda

8436041399_12bc152c63_o“Somos el tiempo que no hemos vivido”.

Madre de tal folclórica personalidad, tímida huella de su presente. Madre de cada histórica estrechez con la que encoge sus calles, de cada añeja espadaña de sus eternas iglesias, de cada segundo parado por ella. Parar el tiempo es el arte que mejor desempeña; la emoción, la aguja con la que lo borda. Amasa cada segundo de la vida y lo retrotrae a otra época tan lejana como presente.

Madre coqueta y presumida, memoria alegre de cuantos la visitan, germen del descontrol que hoy es el Nuevo Mundo. Capital universal de la primavera, suspiro del aire en el juego de manos que esculpe una flamenca, racheo interminable de la madera divinizada, desnuda y esplendorosa invasión del azahar. Madre, madre, madre. Y si mil veces ella es Madre, imagino yo que mil veces seremos nosotros hijos.

Femenina personalidad, alma barroca de mujer, latido de Madre. Corazón en Triana, pulmón en el Parque. Incredulidad en la Plaza de España, impresión en el Alcázar, pureza en el Salvador, amor en el río y la Torre del Oro, futuro en los puentes, pasado en Santa Cruz, nostalgia en la Plaza de América, suprema verdad en San Lorenzo y la Macarena.

Caprichosa lotería de sentires que no hace otra que acompasar cada segundo de nuestra vida. Vida nacida del tiempo, el mismo que Dios parió un día, el mismo que ella controla en nuestros corazones, el mismo que hizo crecer hasta una infinita magnitud la grandeza de su nombre. El mismo, hermanos míos, que la hizo a ella Madre y a nosotros hijos.

Motivo por el que brilla

la luz de sus esmeraldas.

Hijos benditos de Sevilla,

hijos eternos de la Giralda.

 José Antonio Montero Fernández.

A Sevilla.

A Rasero.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

En imágenes: Besamanos a Nuestra Señora del Carmen de Santa Catalina

El vocabulario de @LaSevillaCofrad “Los Antoninos”