in

“Hasta el sol te teme”. Crónica de la Procesión Extraordinaria de la Asunción de Cantillana

“Si es que hasta el sol te teme, reina”.

Asuncion Cantillana Extraordinaria 3Fue de lo más impactante que se le gritó (de forma cariñosa) a la Asunción de Cantillana el pasado sábado, 14 de febrero, en la procesión extraordinaria que tuvo por el 175 aniversario de la llegada al pueblo. Un 14 de febrero, que para los enamorados es un día muy especial. Y Cantillana estuvo enamorado de su Reina durante todo el día.

Recordamos que desde el pasado mes de diciembre la Virgen no estuvo en la villa debido a una restauración y una limpieza  realizada por Pedro Manzano en su taller de la calle Pureza. Y claro, esto Cantillana lo notó. Notó, como nos cuenta gente conocida del pueblo y devotos de la Asunción, el acogimiento que hace una madre al abrir los brazos a sus hijos, se echó de menos la sonrisa que cada 15 de Agosto, al cruzar el famoso Arco de la Veredas, se le ve en la cara a la Santísima Virgen, se echó de menos a las abuelas del pueblo yendo a la parroquia a pedirle que la dejen ver un año y otro y otro…pero claro, no estaba allí. La tuvimos los sevillanos de la capital durante un tiempo.

Y así Cantillana vivió su cuaresma en navidad, esperó a la Virgen durante estos dos meses y el viernes, 13 de febrero empezó la explosión de júbilo al llegar la furgoneta que transportaba a la Amantísima.

Nos relataron desde el pueblo la experiencia de cuando llegó la Virgen. Los “rancios” o los que simplemente “no conocen” que ese es el cariño de su pueblo no lo llegarían a entender. Pero claro, para ellos “es algo que ni nos lo podían describir” . Todo empezó cerca de las 23 horas. Avisaron a los hermanos que portaban candiles en sus manos “que sabríamos que estaría en el pueblo cuando repicaran las campanas y apagaran las luces”, y en ese preciso momento, como si se tratase de la llegada de Sus Majestades en la época medieval, una trompeta lanzó sus notas al aire, las campanas repicaban y el pueblo se apagó, como si el peor de los Apocalipsis estuviese llegando. Pero el fin de la espera. Comenzaban los nervios de los asuncionistas a palparse, como si un sevillano de la capital estuviese viendo abrir la puerta de la Parroquia de San Sebatían. El corazón palpitaba rápido, la Virgen estaba en su pueblo.

Asuncion Cantillana Extraordinaria 6Los candiles se encendieron, era la única luz que se veía desde la carretera y empezaban los vítores, los “guapas” y los “reina” a su Virgen. Esta no se veía, estaba en el interior de la furgoneta. Pero se imaginaba y se sentía como si la llevasen en andas por las calles del pueblo. Todo era alegría para la oscuridad que habitaba allí.

Así ocurrió, y así lo quiso la Asunción que ocurriera. Pero no quedó ahí…la luz la puso la Virgen cuando se abrieron las puertas para que saliese.

Con una policromía más realista, la Asunción de Cantillana salió al encuentro de su pueblo pasada la hora prevista de salida. Con una imagen diferente a la del 15 de Agosto, comenzando con un cortejo que le abría paso hasta los ciriales que le iban alumbrando (gloria y honor al esfuerzo de los chavales aguantando en esa famosa “bulla”), hasta las flores de la Virgen, que abandonó el olor a nardos. Eso si, lo primero, que suene el “Himno a la Asunción Gloriosa”, tocado por la Banda de Música de las Cigarreras y entonado por las personas que se agolpaban alrededor del paso.

Durante dos horas fue con un ritmo agradable hasta la Plaza del Llano, dónde le esperaba un majestuoso altar, digno de alabar a la priostía de la Hermandad y de merecido reconocimiento. Se posó y comenzó la misa estacional oficiada por el Arzobispo Coautor de la Archidiósesis de Sevilla Rvdo. Don Santiago Gómez Sierra. Anotar que de la provincia de Sevilla, participaron en el cortejo las Hermandades del Polígono de San Pablo y de La Macarena.

Y volvió al camino. Bajó del altar y estuvo de nuevo con su pueblo. El mediodía caía, al igual que se encapotaba el cielo. Y se escuchó la frase con la que comienza el artículo “hasta el sol te teme, reina”. Y así era, lo único que brillaba era el paso y la tez de la cara de la Virgen. El resto de luz, era de nubes grises, salvo a escondidas que salía algún rayito de sol.

Pero eso no era problema para la procesión que fue triunfante durante todo el tiempo. Por una espectacular alfombra de sal situada en la Avenida de Andalucía y a los sones de “Coronada de Estrellas” y “Reina de Triana”, cruzó el paso dejando allí la explosión de júbilo y de aroma propio del pueblo y de los asuncionistas que se encontraban en aquella zona.

El sol no quería perderse tampoco la procesión, y al llegar al llano por segunda vez, le regaló sus rayos más caluroso volviendo a desatar la locura de la gente que allí se encontraba.

Caía la noche, las luces artificiales del paso se encendían y la Virgen subió la Cuesta del Reloj con la lentitud que requería para disfrutarla, por parte de la gente de Antonio Santiago , requiriendo un esfuerzo tremendo digno de valorar. “La Asunción Cantillana”, “Virgen de las Aguas” y “Aniversario Macareno” para esta chicotá y dejar a la Virgen de vuelta a su parroquia cerca de las 21 horas de la noche.

Casi 12 horas de procesión que regaló la Virgen a su pueblo y a todo aquel de fuera que se acercó a la localidad de Cantillana.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Comienzan hoy los Quinarios en Honor a los titulares de la Carretería y al Cautivo de Sta. Genoveva

VÍDEO. Salus Informorum. Concierto de Las Cigarreras en San Gonzalo