Domus Aurea

“Domus Aurea”: Hablemos de turismo, por Inmaculada Díez

Inmaculada Díez

turismoSevilla, esa ciudad que es amada por muchos de los que vienen de fuera y que pasa desapercibida para otros muchos que viven en ella. Por mi trabajo, todos los días estoy en contacto con turistas, y hace poco, hablando con una de ellos, me contaba que venía desde Chicago y que su sueño desde siempre había sido conocer Sevilla.

Ella en concreto, venía por nuestra arquitectura. Muchos otros vienen por nuestra gastronomía, patrimonio, clima o tradiciones. Y aquí es donde entra nuestra Semana Santa. Tanto para los que son creyentes como para los que no lo son, nuestra Semana Grande atrae a la ciudad un gran número de visitantes. No en vano, desde finales de marzo la temporada alta para el turismo se instala en la ciudad.

Aunque no nos demos cuenta, el turismo influye de lleno durante esa semana. A todos los niveles, desde el aumento de las reservas hoteleras hasta un turista que compra una botella de agua esperando para ver una cofradía, pasando por las comidas en los restaurantes de la ciudad o cuando un turista coge un taxi para volver a su hotel, después de estar todo el día dando vueltas por el centro viendo a nuestras hermandades.

Alguna vez que otra, viendo pasar una cofradía, me he fijado en los turistas que hay alrededor, para ver qué cara ponen, qué es lo que pensarán. Y la expresión de muchos de ellos es impagable. Se les refleja Sevilla en la cara.

Lo que para nosotros los cofrades es algo que hemos vivido desde siempre y que llevamos muy dentro, para ellos es algo desconocido pero extraordinario a la vez, que hace que se animen y vengan a conocer nuestras tradiciones y nuestra forma de vivir. A conocer Sevilla.

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional