in

El Señor que todo lo puede

Noche complicada la que ha vivido la ciudad de Sevilla esta pasada Madrugá. Sin embargo, llegadas las siete de la mañana, el reloj de la Parroquia de San Lorenzo, marcaba las horas coincidiendo con la llegada del Señor del Gran Poder a su plaza. El público allí presente se aferraba a él, guardaba silencio y respetaba lo que allí ocurría.

Sin duda alguna, el mejor modo de ausentarse de todos los problemas acaecidos es presenciar la entrada de la Hermandad del Gran Poder en su Basílica.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Triana y su Madrugá

Los Viernes Santo de Montserrat