- La Crónica

Glorias y Dolor para Sevilla por Ismael Ruiz

Si en Cuaresma se desgranan uno a uno los días que nos separan de la semana que abarca el tiempo, el mes de Mayo abre la puerta a los días que hacen que la Gloria se haga nostalgia y alegría en la ciudad Mariana de Sevilla.
El penúltimo fin de semana de la “Cuaresma de Mayo” ha dejado muchos momentos en las retinas del recuerdo, entre ellos, los que se muestran en estas fotografías:
El Sábado 19 comenzaban en la Parroquia de Santa Ana dos besamanos simultáneos en el tiempo; el de la Divina Pastora de Triana, y el de Madre de Dios del Rosario. La Divina Pastora se presentaba a sus devotos, junto al trascoro de la Catedral del viejo barrio, sobre un risco de lilium, rosas y claveles, que la alzaban en majestad, presentada con sus mejores galas y junto a Divino Pastor.  A cercanos metros, en su propia capilla se encontraba la Patrona de Capataces y Costaleros, que bajo dosel y rodeada de flores y diversos puntos de luz recogía los besos de todos los que se acercaban a verla.
Ya en la jornada del Domingo 20 eran distintos los actos y procesiones que se desarrollaban. Entre ellos, el besamanos a Ntra. Sra. del Mayor Dolor y Soledad de la Hermandad de la Carretería. Se encontraba expuesta en un impresionante montaje de la priostía que era presidido por una gran cruz de plata y el Niño Jesús, sobre la peana de salida de la Virgen. Lo completaba un gran dosel con crestería dorada y los respiraderos del palio, así como buena parte de la candelería. Rodeaban a la Señora centros de astromelias.
Con el susto de las lluvias que caían en las primeras horas de la tarde, la Hermandad de la Paz ponía en la calle a la Santísima Virgen del Prado, sobre el paso del Carmen de San Gil, y a los sones de la Banda de Música de “Santa Ana” de Dos Hermanas (Sevilla), con Antonio Santiago al martillo, junto a su hijo. Discurría la procesión por las calles del porvenir con un cortejo formado por gran parte de los niños de la Hermandad, objetivo fundamental por el que trabajaba la Junta de Gobierno de la corporación del Domingo de Ramos.
Por último, la Alegría de San Bartolomé inundaba las calles más estrechas y los rincones más bellos de la Judería. Con las notas musicales de la Banda de Música de Ntra. Sra. de la Victoria de las Cigarreras, la Virgen de la Alegría adornada con claveles y gladiolos, procesionaba entre multitud de personas que fueron en la búsqueda de una de las corporaciones letíficas con más sabor de la Sevilla Gloriosa.
Redacta Ismael Ruiz.

Entrada Patrocinada por Uploaded with ImageShack.us

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org