Fotografías

FOTOGRAFÍAS | Un Martes Santo demasiado caluroso marcado por los retrasos

Y se cumplieron las expectativas. El Martes Santo se coronó como el día más caluroso de toda la Semana Santa, alcanzado una temperatura máxima de 32.5º C. Pero no fue sólo un día marcado por el calor, sino también por los retrasos acumulados en la Carrera Oficial, un total de 45 minutos, para una jornada que se presentaba como la única que no reajustaba sus horarios en Carrera Oficial. Un retraso que no tuvo su principal aliciente en un incidente de importancia que lo provocara, sino en los minutos que cada cofradía iba dejando a su paso.

El Martes Santo finalizó allá por las 04:30 horas, cuando en la plaza de San Lorenzo y en la calle San José hacían sus entradas los palios de María Santísima del Dulce Nombre y María Santísima de la Candelaria, respectivamente.

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional