Fotografías

FOTOGRAFÍAS | El mejor de los sueños estuvo en Triana

Quizás, si nos metiésemos en la cabeza de Fray Isidoro de Sevilla aquel 24 de junio de 1703, hubiésemos encontrado a la Virgen María vestida de Pastora en tal inmenso campo de flores, como se nos presentó el pasado sábado en Real Parroquia de Santa Ana de Triana.

Corrieron las 10:00 horas de la mañana y Triana esperaba a una de sus imágenes de Glorias con más devoción. La Virgen se encontraba sentada sobre un magnífico risco de flores (trabajo y composición de la Floristería Grado), dónde encontramos Alstroemeria, Anthurium, Alstroemeria, Gerbera, Rosa, Lilium y Anthirrinum  creando también una sensación tridimensional que finalizaba bajo la pintura del nuevo fondo paisajístico que se había elaborado para la ocasión.

Ataviada de blanco pureza y un manto rosa, su tradicional sombrero y aureola de santidad, recibía a todos los trianeros y devotos que hasta ella se acercaban. Al fondo, se encontraba el Divino Pastorcillo, observando todo lo que ocurría en aquel campo primaveral dentro de la catedral gótica de Triana.

 

AnteriorSiguiente