in

FOTOGRAFÍAS | El barrio de la Macarena despide a su Hermandad del Rocío

Pocos minutos sobrepasaron las 8 de la mañana cuando en la puerta de la Parroquia de San Gil Abad, el coro de la Hermandad del Rocío de la Macarena entonaba el primer canto que anunciaba que la peregrinación hacia la Aldea almonteña comenzaba en el barrio.

Con una gran cantidad de público, entre peregrinos, sevillanos y no tan sevillanos, medios de comunicación e incluso el Concejal de Fiestas Mayores, Gregorio Serrano, avanzaba la carreta que portaba el Milagroso Simpecao verde y oro con la nueva efigie de la Virgen del Rocío, obra del escultor sevillano Fernando Aguado que fuese presentada en estos días atrás, por las calles del barrio pasando por el Arco de La Macarena hasta presentarse ante la Virgen de la Esperanza. La cual les daba su bendición para partir hacia la ermita.

A sones de sevillanas, cantes, vítores se paseaba por la calle Feria dónde a la altura del Mercado le llovió un tremendo aguacero de pétalos que caían sobre la carreta y sobre el lomo de los bueyes. Sin duda, ejemplo de que el barrio de La Macarena también es rociero.

La mañana iba cogiendo cada vez más tono de alegría. La hermandad avanzaba por la Alameda de Hércules buscando como el permiso de la ciudad para partir que no se lo iba a dar otro que no fuese el Señor del Gran Poder.

Y allí se postró el Simpecao. Ante las puertas de la Basílica del Señor de todos los sevillanos. Un momento de recogimiento entre toda el alboroto que se estaba formando. Rezaron por un buen camino, y de nuevo sin solución de continuidad, se echaron al andar.

Tras buscar ya la calle Torneo, sobre las 10 de la mañana y cumpliendo con su horario cogían por la Pasarela hasta cruzar la Expo, pudiendo decir así que Sevilla les despidió hasta la semana que viene.

 

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

La Hermandad de Vera Cruz se muda provisionalmente

Cultos en la calle Santiago a la Virgen del Rocío