- ¿Sabías Qué...?, - ¿Sabías Qué...? Sevilla, Sevilla

¿Sabías qué?… Una espina por un hijo

Hoy os traigo la historia, o quizás leyenda, ya que no existe testimonio propio de que esto fuera así, del porqué Juan de Mesa ponía una espina atravesando la oreja de alguna de sus imágenes.

Aunque Juan de Mesa nace en Córdoba en 1583, se traslada a Sevilla en 1606, donde permanece hasta que fallece en 1627 con 44 años. Poco antes de comenzar su etapa más importante como escultor, se casa con María de las Flores en 1613, viviendo la mayor parte de su vida en la collación de San Martín.

¿Qué encontrábamos por aquel entonces en la iglesia de San Martín? Pues ni más ni menos, que la reliquia por la que tanto han lucha las hermandades la Lanzada y el Valle.

¿Y qué tiene que ver esto con Juan de Mesa? La razón la encontramos en los milagros que se le atribuían a la Santa Espina, ya que se conoce que se le encomendaban aquellas personas que tenían problemas para concebir un hijo. Se conoce que Juan de Mesa era uno de los muchos que acudía a la iglesia para pedirle que le otorgara el privilegio de ser padre.

A continuación, os mostramos con fotografías, los casos concernientes al Gran Poder, Cristo del Amor, Cristo de la Conversión del Buen Ladrón (Montserrat) y el grupo escultórico de Nuestra Señora de las Angustias de Córdoba.

Gran Poder

gran-poder

Está completamente tallada, con los brazos articulados para disponerlos entorno a la cruz o maniatarlos para traslados y su anual besamanos. Está policromada, con múltiples lagunas históricas en el rostro, asemejando la piedad popular su aspecto doliente, acrecentado con el tiempo, con el de un ser humano.

Hasta el año 1930, se pensaba que la imagen era de Juan Martínez Montañés. Es en ese año cuando Heliodoro Sancho Corbacho encuentra el documento de la carta de pago de la obra.

Santísimo Cristo del Amor

amor

Se tiene constancia documental del encargo que le hace la recién fusionada Hermandad de la Sagrada Entrada en Jerusalén y del Amor de Cristo, por medio de su entonces mayordomo, al maestro escultor y arquitecto Juan de Mesa y Velasco, el día 13 de mayo de 1618, para la ejecución de una imagen de Cristo crucificado que ha de tener las siguientes características: “de largo dos varas, antes más que menos, medido desde el calcañal del pie hasta la punta del cabello”. Se especifica que ha de tallarse en madera de cedro, mientras la cruz lo sería de borne.

Conversión del Buen Ladrón

conversion-montserrat

Tallada en 1619, a encargo de la Hermandad. En su segundo crucificado, el Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, el maestro introdujo importantes singularidades: los brazos paralelos a los del madero y no colgantes; su cuerpo no pendiente sino alzado sobre la cruz, con quiebro curvilíneo centrado en las caderas; sudario con triángulo y encima fuerte diagonal, movido y barroco; y sobre todo, una expresión magistral de viveza y diálogo.

Angustias de Córdoba

angustias cordoba

Fotografía propiedad de la Hermandad de las Angustias

En 1626 la hermandad encargó la hechura de sus titulares al escultor Juan de Mesa y Velasco. Juan de Mesa falleció el 26 de noviembre de 1627, cuando terminaba las imágenes. Su testamento así lo atestigua: “Estoy obligado a hacer una Virgen de la Soledad o Angustias para el convento de San Agustín de Córdoba, a la cual no le faltan tres días de trabajo”.

La Virgen sostiene una espina en su mano derecha, como si la hubiese acabado de sacar de una de las cejas del Señor, donde se puede ver la señal. Con la mano izquierda sostiene la conmovedora cabeza del Cristo.

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional