in

Esperanza: Historia y devoción (II)

Alejandro Braña

ancla esperanza de triana
Esperanza de Triana

Esta segunda parte, que comencé la pasada semana (ver aquí la 1º parte) debo introducirla dando algunas lecciones iconográficas.

No debemos olvidar que la Esperanza es una de las tres virtudes teologales (“La Fe permite el entrar en oración, la Esperanza del retorno del Jesucristo y la Caridad que dearramada por el Espiritu Santo en el corazón es la fuente del dialogo con Dios”). De aquí nace algunos símbolos como el Ancla de la Esperanza, puesto que ese ancla es el alma, segura y firme “que penetra…a donde entró por nosotros como precursos Jesús” (Hb 6 19-20). Pero a su vez ese ancla se cristianizará añadiéndole un travesaño bajo el anillo, para recordar el símbolo de la salvación cristiana de la cruz. Otro símbolo iconográfico va a ser el color verde como tono de los campos en primavera, queriendo dar a entender aquellos buenos frutos que van a nacer, o la piedra verde que es la esmeralda, de ahí que la porte la Virgen de la Esperanza Macarena no es un simple regalo de Joselito “el Gallo”.

Pero vayamos a lo que realmente importa que conozcamos, y es la devoción a la Virgen de la Esperanza en la ciudad de Sevilla, celebrada ayer jueves 18 de Diciembre.

Debemos de remontarnos al siglo XV dónde la imagen más antigua que se conoce sobre la Virgen de la Expectación se encuentra en una letra Capital R de un libro Coral propiedad de la Catedral Hispalense, en el que vemos a una Donna sobre un trono gótico con las manos abierta mostrando en su vientre un disco con la figura del Niño Jesús en el interior. A un lado, la media luna y al otro lado un ángel del que le salen una serie de cintas en las que aparecen escritas las antífonas navideñas.

Pues desde esta pintura, han sido numerosas las representaciones marianas que se han realizado en toda Andalucía y sobre todo en Sevilla con la advocación de Esperanza, a las que les hemos ido poniendo apellidos de manera popular. Así tenemos a la más famosa de las Esperanza, la del barrio de la Macarena convirtiendo así en un nombre propio. De igual manera encontraremos a la Esperanza de Triana, por el arrabal, la de la Trinidad, por el convento en el que se encuentra, etc.

Como bien conocemos todos los cofrades de esta bendita ciudad, tenemos a las Vírgenes de las Esperanzas Dolorosas y a las de Glorias. Dos modelos claramente diferenciados. En el caso de las Dolorosas o pasionistas, vemos que son imágenes vinculadas a hermandades de penitencia, que salen procesionalmente durante la Semana Santa, y en las cuales encontramos lagrimas en las mejillas, mientras que en las de Gloria suelen estar acompañadas por el Niño Jesús y esbozan sonrisas de alegría en sus rostros.

Las imágenes dolorosas son mucho mas simples que las de glorias, en ellas se representa una imagen totalmente de candelero, es decir, de vestir, con su rostro lloroso por la perdida del hijo y las manos entre abiertas separadas en las cuales se le colocara un pañuelo. Suelen llevar puñar en el pecho, como también un broche en el que se ve el nombre de Esperanza al igual que un ancla en como símbolo parlante de su nombre. Destacamos también, que en este modelo se suele incluir las mariquillas o flores verdes de cristal imitando a esmeraldas

Rafaes
Rafaes

Las dolorosas con la advocación de Esperanza en Sevilla son: la Esperanza Macarena, Esperanza de la Trinidad, Gracia y Esperanza, Esperanza de Triana, y la Virgen de la O. Es curioso pero todas están en los límites de la ciudad antigua, ya sea en el interior pegadas a la muralla (Macarena), o en el exterior pegada a la frontera de la muralla (Trinidad y Gracia y Esperanza) y las otras dos de Triana, como si el pueblo sevillano hubiese acordonado la zona colocándolas en la frontera de la ciudad. A este grupo, llamadas tradicionales por tener cada una de ellas más de 100 años, podemos incluir otras como la Esperanza Reina de los Mártires en el barrio del Juncal y la Virgen del Sol que ha tomado la iconografía de la mujer apocalíptica, al llevar ráfaga y media luna a sus pies, puñal en el pecho y lo más significativo, un sol de plata con baño de oro en cuyo centro se encuentra el Niño Jesús, símbolo de que la Virgen es Madre del Sol de Justicia.

temp-s-bento-RAFAES-49224107


Rafaes

Si analizamos el caso de las Esperanzas de Gloria tendremos una mayor variedad iconografíca. Casi todas llevarán ráfagas, luna a los pies y el Niño. Así, en Sevilla podemos ver a la Esperanza Divina Enfermera de la Hermandad de la Sagrada Lanzada, la Esperanza de Santiago (ver fotografía de la izquierda), y la Esperanza de San Buenaventura.

Si seguimos agrandando la vista, popularmente encontramos a las otras esperanzas. Algunos libros hacen referencia a ellas incluyéndolas dentro de las Vírgenes de la Expectación, como es el caso, por ejemplo, de la imagen de Gloria de Nuestra Señora del Buen Alumbramiento de la Parroquia de San Benito (ver imagen de la derecha), una imagen de talla completa atribuida a Roque Balduque (siglo XVI). Está incluida en el catalogo de Esperanzas por la advocación cercana a la idea del parto, aunque hay quedecir que no tiene elemento iconográfico que la acerque a la figura de la Esperanza.

Todo este estudio sobre la advocación de la Esperanza ha sido tomado de la siguiente bibliografía:

–          Las Vírgenes de la Esperanza en Sevilla (Carlos Francisco Nogales Márquez)

–          MARTINEZ ALCALDE, J., Hermandades de Gloria de Sevilla, Sevilla 1988.

–          MARTINEZ ALCALDE, J., Sevilla Mariana, Sevilla 1997

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

En imágenes: Besamanos a María Santísima del Rocío y Esperanza

“San Juan de Dios”, niños exaltados por Santa Catalina