in

Triana y su Madrugá

Una forma peculiar de vivir la Semana Santa la vive el barrio de Triana, y en la jornada de la Madrugá del Viernes Santo tiene su culmen. Aunque a la tarde realizan su estación de penitencia el Cachorro y la O, la Triana antigua y la nueva se funden en la parte vieja del barrio para recibir al Santísimo Cristo de las Tres Caídas y a Nuestra Señora de la Esperanza.

Sobre las 11:00 horas, los primeros nazarenos morados entraban en una calle Pureza que, entre aplausos, los recibía en señal de reconocimiento del saber estar del cortejo tras lo sufrido en la pasada Madrugá. Tras ello, un mar de emociones, vivas y pétalos, han marcado el caminar de la cofradía por el barrio trianero.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Jueves Santo de ruán

El Señor que todo lo puede