in ,

En el cielo del Realejo, en la Gloria de Granada

Una visita a Camarín de la Virgen del Rosario, Co-Patrona de la ciudad de Granada

Como reza el propio título, una visita al cielo del Realejo y de la Granada barroca (guiada de más de dos horas), una visita a la cámara de la Reina, de la Santísima Virgen del Rosario, Co-Patrona de la ciudad de la Alhambra y Capitán General de la Armada española desde antaño. Una visita desde el plano terrenal y oscuro, al divino y claro del cálido reflejo de la luz del sol en el vidrio y la plata.

Este Camarín se inició en el año 1727, estrenándose en el año de 1754 (sin acabar), acabándose su factura en el año 1773. Ascendiendo desde la base de la tierra, pasando por las antecámaras, en las que se narra de una exquisita manera la historia de esta devoción a la Virgen del Rosario de Granada, con delicados relieves, reliquias, bellas lámparas, techos en los que se refleja la historia de la Gloria granadina, paredes cuajadas de pinturas, mármoles de diferentes colores traídos desde toda la provincia de Granada y puertas que dejan pasar la luz del sol.

Una experiencia de preparación, de iniciación en esta bella historia, en la historia de la Virgen que auxilió a los cristianos en la Batalla de Lepanto, tras la rogativa del Papa San Pío V en Octubre 1571, (consagrándose la festividad de la Virgen del Rosario en la fecha del 7 de Octubre), la Virgen vestida y guarnecida de plata y piedras preciosas desde el año 1628, que fue el primer año que se la vistió de esta manera, la que aguarda en la sala principal, en el salón donde (si estuviéramos en Versalles) nos recibiría el Rey, pero en el que al visitar su Camarín, nos recibirá el bello semblante de la Virgen del Rosario.

Y tras la madera, tras el mármol, tras la pintura, los relieves, las esculturas y el ornato, tras los bellos ventanales, tras las puertas abiertas, orlada de luz, Reina la Virgen del Rosario, en un Camarín delicadísimo realizado en vidrio sobre plata (en el siglo XVIII aún no existían los espejos como tales), y bolas de cristal soplado. Una sala recubierta de vidrio sobre plata, una sala en la que, cuando entra la luz del sol (como en su día se planease) no hubiera espacio tangible, sólo luz, luz y la refulgente imagen de la Virgen del Rosario.

Hemos de destacar que, tanto el Camarín como la imagen de la Virgen del Rosario (I.A.P.H.)  fueron restaurados dentro del programa de “Andalucía Barroca 2007” de la Junta de Andalucía.

Aquí dejamos una breve muestra de la joya del barroco en Granada y honra a la Virgen del Rosario:

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Sevilla acoge este fin de semana el III Encuentro Nacional de jóvenes de HH y CC

Entre Bambalinas con… Jesuli Perojil