Sevilla

El Stmo. Cristo de las Tres Caídas se retira del culto

Llegó el día. El 23 de abril, domingo, la imagen del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, de la Esperanza de Triana, será retirado de su altar para ser trasladado al taller de Pedro Manzano.

Durante un período de, al menos, cinco o seis meses, la imagen será sometida a una intervención se centrará en reparar la excesiva tonalidad morena de la policromía de la talla. El propio restaurador, mostró en su estudio ofrecido a los hermanos en el pasado cabildo extraordinario, los diversos extractos de policromía que tiene la imagen.

En cuanto a problemas de fisionomía, Pedro Manzano destacó que no presenta daños internos ni estructurales.

Imagen del besamanos del año 2015

La imagen

El Santísimo Cristo de las Tres Caídas está datado en los inicios del siglo XVII. Se trata de una talla de madera policromada, no existiendo certeza de su autoría, aunque, según mantienen varios especialistas, muy posiblemente fuera realizada por Marcos Cabrera.

Otras restauraciones

De la primera que tenemos constancia fehaciente, data de 1889, desconociéndose el autor. Posteriormente, en 1894, el Santísimo Cristo fue restaurado por Manuel Gutiérrez Reyes Cano. En esta intervención, según se dice, se procedió a la sustitución de la cabellera natural por la tallada, aunque no se tiene constancia de que la imagen la tuviera en alguna ocasión.

La siguiente restauración corrió a cargo de Antonio Castillo Lastrucci en 1929, que repasó la talla y subsanó deficiencias, reforzando la estructura y sustituyendo el mechón, que le añadió Manuel Gutiérrez, por otro de pasta y estuco sobre su oreja derecha. También incorporó una corona de espinas que quedó fija a la cabeza, retirando la anterior que, hasta entonces, había sido flexible.

En la primera restauración de Luís Álvarez Duarte (1982), se realizó un nuevo cuerpo anatomizado en madera de cedro real, dado el mal estado en que se encontraba el anterior candelero. También se realizó una nueva peana y peña talladas en cedro canadiense, se le suprimieron múltiples elementos metálicos, y se le sustituyó el mechón realizado por Castillo Lastrucci por uno más acorde a los trabajos observados en la barba y en la cabellera de la propia imagen. Por último se procedió a la limpieza de repintes, igualándose a su policromía original mediante pinturas al agua, y se resanaron varias falanges de los dedos.

En la segunda intervención de 1989, tan sólo se realizaron los nuevos brazos modelados hasta los codos.

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional