in

El Sanedrín: ¿Qué hay de lo mío?

Fernando Ollero

Empezar pidiendo disculpas a los sufridos lectores si me repito más que el ajo, haciendo doblete, en mi blog y en elcostal.org, hablando del mismo tema.  ¿Quién se puede resistir a un atraco de estos señores?

Al lío. Quien más y quien menos sabe ya a estas alturas cómo funcionan las cosas en esta ciudad, no digamos en la calle San Gregorio, y aunque pocos se atrevan a decirlo en voz alta y a pleno pulmón, aquí funcionamos con una suerte de ¿Qué hay de  lo mío? En realidad no hay nada malo en ello, siempre y cuando haya cierta moderación en el empleo de este recurso.

Las hojas del calendario van cayendo, una detrás de otra, y he aquí que al final de esto que hemos llamado veroño ya tenemos imagen para presidir el Vía Crucis del primer lunes de Cuaresma, visto los comentarios de algunos parece que a la hermandad de la Sagrada Cena le ha tocado un premio.

Una cosa que tiene esto de las redes sociales es que hacen de altavoz para los amantes de las quinielas. Tal vez para algunas cosas se echan de menos los tiempos en que la información  cofradiera fuera de Cuaresma, y algunas fechas muy escogidas brillaba por su ausencia.  Tiempos en los que vivíamos, y aún vivimos, fuera de los dimes y diretes éramos casi más felices.

Esta vez las quinielas acertaron y la imagen elegida por el Consejo de Cofradías es titular de una cofradía del Domingo de Ramos ¿Es que hace no sé cuantos años que no le tocaba al día x? Cualquier día vemos que se oferta una bola de cristal para adivinar las decisiones de la calle San Gregorio. Y además con la guasa que gasta el personal resulta raro que aún nadie haya sacado una suerte de pulpo Paul, para cuestiones cofradíeras. ¿Os imagináis la retransmisión en directo de un pulpo adivinando lo que aún no se ha votado, con posterior tertulia?

No le voy a quitar la alegría a los cofrades de la hermandad de la Cena, como comento en mi pequeño blog yo ya he tenido la suerte de vivir un primer lunes de Cuaresma muy especial e inolvidable. Ni a quitarle ni un ápice de interés a una imagen, que más allá de cuestiones devocionales, estos temas son siempre muy personales,  tiene un gran interés artístico. Ahora en Sevilla nos movemos como nos movemos, y ya hay quien ha puesto el dedo en la llaga.

Como decía antes, determinadas cosas hubiesen pasado casi desapercibidas no hace tanto tiempo. A cuenta de algunas reacciones sobre la imagen elegida viene a mi memoria una curiosidad ocurrida hace algo más de 24 años. Para el Via Crucis de las cofradías la imagen de Nuestro Padre Jesús del Silencio fue vestido con túnica lisa, y presentado sin potencias… hasta que la víspera fue vestido con su túnica persa, y salió a la calle con sus potencias de oro. Si eso llega a ocurrir hoy en día, el pollo que montan algunos en las redes sociales es de órdago.

No hay que ser muy listo para adivinar que el entonces hermano mayor de la Amargura, q.e.p.d.,  tenía muy buenos contactos que siempre utilizó en pro de su hermandad, ojo como tantos otros oficiales que barrieron, y barren para casa.

Para el año que viene no quepa duda que tendremos quinielas, y quién sabe si  movimientos entre bambalinas. A fin de cuentas vivir en primera persona un primer lunes de Cuaresma especial con tu hermandad no tiene precio. Y al que los rasgadores de  vestiduras… hay que disfrutar de cosas que probablemente solo se pueden saborear una vez en la vida.

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por David Jiménez

Community manager y fotógrafo profesional

Miñarro restaurará al Señor de la Humildad

Manuel Ruiz Gené, capataz general de Piedad