Sin categoría

El Pregón de Dios

“El Pregón de Dios”, ese podría ser uno de los títulos que mejor resumiera el Pregón de la Semana Santa de Sevilla 2010 a cargo de Don Antonio García Barbeito. Y no por considerar a Barbeito un dios de la palabra o similar, sino porque hoy hemos asistido a un pregón con un protagonista claro: Dios. O mejor dicho, con dos personajes principales en torno a los que giró la obra literaria de Barbeito: Dios y Sevilla.
Mucho se había hablado de unas declaraciones del pregonero en las que decía Mi religión más remota es la del Sevilla Fútbol Club”, en referencia a que debido a su origen pueblerino no conoció la Semana Santa Sevillana hasta los 20 años de edad, mientras que como el mismo dijo “no recuerdo no haber sido sevillista ni un solo día de mi vida”. 
Aclarado este punto y por quedarnos con algunos trazos que sirvan para dibujar esa obra de arte que es un pregón podríamos afirmar que fue un pregón dedicado a Dios que nos dejó alguna que otra poesía como esta:

“El Dios que ande por mi, el Dios que digo
es un Dios de perdón, no de castigo;
Y acaricia mi duda y no se espanta
de mis debilidades. No se aflije:
Si ve que me equivoco, me corrije,
y si ve que me caigo, me levanta”.

También fue un pregón curioso y que probablemente pase a la historia como el único en el que no se ha nombrado a ninguna de las hermandades y en el que las palabras del pregonero no fueron interrumpidas por aplausos del público, y no porque no los mereciera sino porque, simplemente, no los buscó. Algo que ya vaticinó el propio pregonero en una reciente entrevista a “El Correo de Andalucía” en las que afirmabaNo le voy a desvelar nada. ¿Pero por qué no me imagina nombrando a todas las hermandades? Porque para empezar no me las sé”.Me gustaría, porque yo no voy para que me aplaudan, voy para que me escuchen. 
En cualquier caso un pregón que merece sin duda ser leído y releído, una obra literaria que quizás fuera difícil de seguir desde el auditorio por su retórica y por la regular acústica del lugar, por que vaya tela como se escuchaba o, mejor dicho, como no se escuchaba desde algunas zonas del Maestranza, y no precisamente las más lejanas.
AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org