El Patio de los Gentiles

El ejemplo del Hermano Mayor de Santa Cruz por Fco. Miguel Jiménez

Franciso Miguel Jiménez

“Mirar hacia delante”

Con este título encabeza D. Miguel Genebat la carta de despedida a sus hermanos de Santa Cruz como hermano mayor en el último boletín editado por esta corporación.

En ella encontramos toda una lección de lo que a mi entender es y debe ser el carácter de un hermano mayor o junta de gobierno; Miguel Genebat reflexiona sobre lo que debe siempre prevalecer por delante de los intereses personales o las ganas de escribir el nombre propio en los libros de historia o en los titulares de prensa (“la disyuntiva entre el yo y nosotros”).

Su mensaje nos descubre que aun hay esperanza, y que en este orbe cofrade aun hay quien no se aferra a los sillones de juntas de gobierno por el simple hecho de estar en el candelero y disfrutar de una posición social o un status (discutible muchas veces) que los hay. O incluso los que se empeñan en perpetuar su nombre a través de acciones que lo destaquen por encima de los antecesores, y se lo ponga difícil a los sucesores.

Citares Textualmente algunas de las partes a mi gusto mas destacadas de este articulo, por si no tenéis la suerte de poder leerlo en su plenitud:
“sería una equivocación olvidar que somos algo más que compartimentos estancos de cuatro años de duración que se suceden unos a otros” “no somos más que un instante en la historia de la cofradía, necesario, meritorio incluso, pero una parte dentro de un todo donde lo importante es la HERMANDAD entendida como una asociación viva que se justifica por alcanzar la oferta al hermano de cauces para vivir su FE, para acercarse al evangelio, para ser lugar de encuentro con los demás y con CRISTO. Ese es el gran logro y el motivo de nuestro esfuerzo, el que da sentido pleno a nuestra corporación y la hace de TODOS, superando visiones miopes de la misma en las que parece que somos el centro los que en cada momento la servimos”

“Creo que es bueno que mi ultimo articulo como hermanos mayor nos sirva a todo para saber en mi opinión, donde y para que estamos y asi centrarnos en construir día a día la hermandad, que es el fin de la misma y su única justificación”

Todo esto tiene más valor si a ello añadimos que Miguel Genebat accedió al cargo tras las elecciones que se celebraron en octubre de 2010, es decir, que aun tendría opción de presentar una candidatura, pero por los motivos que sea ha decidido que no.

Y muchos más, si nos paramos a escuchar los que opinan sus colegas día (sin ir más lejos en la pasada convivencia de final de curso de las hermandades del martes santos en la que ya se barruntaba que Genebat no incurriría en la elecciones) todos los presentes se deshacían en elogios con palabras de admiración, caballerosidad, respeto y gratitud por el servicio a la jornada, a su hermandad y hermanos.

Se va un caballero de las hermandades, estoy seguro que pasara a coger su cirio al cuadril o su cruz al hombro con muchas ganas de volver al anonimato del antifaz sin vara. Ojala su ejemplo cunda y pronto veamos que hay muchos hermanos mayores y juntas de gobierno que opinen como él y sepan dirigir un proyecto de hermandad y nos meros proyectos faraónicos en los que pretender clavar su nombre en los medios cofrades.

“Lo demás queda en las actas, pero las hermandad no se fundó para pensar en lo que quedará, en el pasado, se erigió para vivir el presente y mirar al futuro, procurando hacer presente la buena noticia en el mundo que nos toca vivir”

Lo dicho…un CABALLERO

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org