in

El Cristo de la Buena Muerte también es indio


El pasado 3 de febrero fue un día grande para la misión de Umarpanda, situada en el estado indio de Gujarat. Se hizo realidad la consagración de la iglesia que ha sido financiada por la Hermandad de Los Estudiantes y que ha contado también con la colaboración de las Hermandades de La Paz, Santa Genoveva y el Gran Poder.
Un proyecto que se puso en marcha a principios de 2006 en una zona de la India donde se nota todavía la influencia portuguesa y donde los jesuitas españoles se establecieron a finales de los años 40, ocupando las misiones católicas establecidas por misioneros alemanes tras la primera Guerra Mundial y que luego fueron expulsados por los ingleses al estallar la segunda contienda mundial.

La Hermandad de los Estudiantes entró en contacto con los misioneros de Umarpanda después de que un terremoto destruyese la iglesia, siguiendo el camino abierto en 2003 cuando también ayudó a la reconstrucción de una escuela en la misión de Zarolí -desde 2005 se paga a los profesores de los dos cursos de bachiller para que éstos puedan ser impartidos y los alumnos no vean interrumpidos sus estudios-.

El terremoto en Umarpanda hizo que los católicos se quedasen sin templo, en contraste con las ayudas que se prestan a los templos hindúes y a la mezquita del pueblo.

Dos años después de la puesta en marcha de este proyecto en Umarpanda, hoy ya es una realidad. Con un coste de 60.000 euros, se unieron también las corporaciones de La Paz, Santa Genoveva y Gran Poder, consagrándose el pasado día 3 de febrero. Tiene posibilidades de acoger a una 1.500 personas sentadas en el suelo -según la costumbre de aquel país-.

Más de 7.000 personas
El templo fue inaugurado por el obispo de Baroda y acudieron fieles de todo el estado, reuniéndose a una multitud de unas 7.000 personas, de las cuales más de 3.000 comulgaron en la Eucaristía de consagración de la iglesia. Posteriormente se celebró una fiesta con danzas típicas y todos los asistentes pudieron comer arroz con lentejas, el alimento básico de esta región.

En el altar de la derecha del templo hay una imagen de la Virgen María con el Niño Jesús y en el de la izquierda se encuentra un San José. Asimismo, se ha aprovechado un desnivel en el terreno para construir un sótano que, en la medida de las necesidades de la misión, pueda ser utilizado para actos de tipo social.

La misión está regida por jesuitas, que en la India llevan un total de catorce de éstas. En la actualidad, y aunque todavía quedan sacerdotes españoles -que sobrepasan los 75 años-, la práctica totalidad de estas iglesias están llevadas por sacerdotes y monjas indios y que dependen de las donaciones de sus fieles y las que llegan del extranjero, como es el caso de la Hermandad de Los Estudiantes. Y es que la región de Gujarat hay una población católica importante, si bien existen más de 300.000 adivasis, aborígenes de la India que no están incluidos en el sistema de castas por lo que son despreciados por la mayoría hindú -que es como se denomina a quienes practican la religión del mismo nombre. Los demás son indios-.

Juan de Mesa en la India
Pero, sin lugar a dudas, sorprende que en aquel país tan alejado de España, la persona que entre en el nuevo templo de Umarpanda contemple, presidiendo el altar mayor, la imagen de un Crucificado que guarda parecido con el que gubió Juan de Mesa en 1620. Sobre todo porque hay que tener en cuenta que la talla ha sido realizada por los hermanos Sikuera, tallistas que cuentan con una reputada profesionalidad y que trabajan en Vasai, cerca de Bombay, otro enclave portugués con numerosa población católica.

Como dato a tener en cuenta, los hermanos Sikuera han realizado la talla del Santísimo Cristo de la Buena Muerte tan sólo sirviéndose de una serie de fotografías que les envió la Hermandad de los Estudiantes, de ahí el enorme mérito de la talla que, como escribimos, preside el presbiterio de la iglesia.

Como puede observarse en la fotografía que aparece arriba de estas líneas, la imagen tiene un enorme mérito y la propia corporación del Martes Santo ha mostrado su satisfacción por el resultado final de la obra, que viene a poner mayor énfasis en la labor que estas cuatro hermandades sevillanas han puesto en marcha en la India bajo la iniciativa de Los Estudiantes. El Cristo de la Buena Muerte también es indio.

Fuente:
http://www.pasionensevilla.tv/index.php/Noticias/Estudiantes-Buena-Muerte-India.html

¿Qué te ha parecido?

0 puntos
Upvote Downvote

Total votos: 0

Añadir voto: 0

Porcentaje votos positivos: 0.000000%

Quitar voto: 0

Porcentaje votos negativos: 0.000000%

Escrito por Nacho Sánchez

Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org

La Marcha Procesional “Capataz y Maestro” ya es Realidad

El Señor de las Penas de San Roque procesionará los próximos cuatro años con la túnica bordada