Blog, El arte de la historia

El arte de la historia: “¡Qué raro los seises bailando en pleno febrero!” por @Alejandrus1992

tc1Y no es que estén ensayando para la procesión del Corpus o el día de la Inmaculada, ni alguna que otra barbaridad del habla sevillana.

¿Qué hacen los seises bailando durante estos días en la catedral?¿Qué se celebra en la monumental?.

Algunos sevillanos, o la mayoría, e incluso cofrades de postín dirán “¿Ah, pero bailan los seises ahora en un culto?. Y es para responder con un libro abierto en toda la cara. Pero bueno, no pequemos y expliquemos a que viene este baile de los seises.

Dos corrientes de pensamientos y de creencias dieron lugar al origen de esta celebración:

Me remonto al siglo XVI cuando el emperador Carlos V prohibió las fiestas paganas de las Saturnales en honor de Saturno o las de las Lupercales del Dios Pan que se celebraban en Grecia y en Roma con gran desorden, tanto en el plano civil como en el de las costumbres, las cuáles se fueron propagando por la zona de influencia del cristianismo desde Constaninopla, debido a las presiones de la Iglesia Católica por su desenfreno moral, pero que nuevamente fueron repuesta por Felipe IV en el siglo siguiente. Y así, hasta que Fernando VII las suprimió finalmente.

Pero esto no queda aquí, podemos hacer referencia a otra de las teorías en las que se basa la fiesta del carnaval. Y es que, tienen un origen meramente cristiano. Al estar prohibido el comer alimentos durante la Cuaresma, y no habiendo medios de conservación, los cristianos en fechas cercanas a este periodo se juntaban para comer las carnes, huevos, leche antes de que estos productos se estropeasen y fuesen perdidos definitivamente.

Estas reuniones populares poco a poco fueron degenerando y dieron lugar a fiestas donde la moral y las costumbres se diluían dando lugar a desordenes. Debido a esto y, como medio de arrepentimiento o preparación para la Cuaresma se instituyó el Triduo de Carnaval en los tres días inmediatamente anteriores al Miércoles de Ceniza, como signo de desagravio, instituyéndose este Triduo como culto al Santísimo.

La fundación de este Triduo de Carnaval de la Catedral de Sevilla se debe a don Francisco Contreras, caballero de la orden veinticuatro de Calatrava, caballero real y familiar del Santo Oficia en 1682, el cual deja sus bienes al Cabildo Catedral para que una vez fallaecida su esposa, doña Ana María Veldaza se celebre un triduo durante los días de carnaval, de grandeza y solemnidad similar al de la octava de la Inmaculada, celebrándose por vez primera los días precuaresmales de 1695 hasta hoy. El ceremonial es parecido al del Corpus, vistiendo seises rojo y blanco e interprentándose bailes dedicados al Misterio Eucarístico.

Pero, ¿siempre han bailado los seises?.

No siempre lo han hecho, o por lo menos no se sabe. Pero hay referencias de esto desde principios del siglo VI y lo hacían los niños de manera esporádica e imprecisa durante la procesión del Corpus. En el siglo XVII esa costumbre se convierte en una tradicion cristiana de la ciudad para que siempre se produzca dicha danza con los niños en el Corpus. En 1654 se decide dotar la festividad de la Inmaculada de ese honor y en 1695 se hará lo mismo con el Triduo del Carnaval.

 

 

 

AnteriorSiguiente