- La Opinión del Cofrade

El 2012 que se va, y el 13 que vendrá, por @manubarroso89

Mañana despediremos un nuevo año (cuidado con las uvas y el atragantarse), el 2012. Toca cambiar calendarios, tirar el viejo de San Pancracio y colgar el nuevo con el año que se estrena, 2013. Y como todo el mundo está haciendo en esta época, es momento de echar la vista un poco atrás y hacer balance de lo más importante que haya ocurrido en este año, cofradieramente hablando, y ver que nos traerá el nuevo año, horroroso para los más supersticiosos.

1333402755561veracruz07gdY empezamos por lo fundamental: la Semana Santa de 2012. Nuevamente el agua quiso ser protagonista de esta semana de siete días y ocho noches, que este año se quedó en pocos días completos, muchos medios días y litros de agua rompiendo las ilusiones de los cofrades. Sólo el Miércoles Santo, la Madrugá y el Sábado Santo los sevillanos y turistas pudieron ver a todas las Hermandades hacer su Estación de Penitencia hasta la Catedral. El resto de días fueron nefastos: el Domingo de Ramos, cuatro; lunes, una (salió Vera Cruz con el Lignum Crucis), martes y jueves ninguna; y viernes cinco.

A raíz de esta Semana Santa se planteó un tema de debate: ¿hay que hacer lo que sea para que una cofradía salga a la calle? Se vivieron momentos muy inusuales en esta semana: cofradías que salieron sin pasos, Hermandades que tuvieron dos horas a sus nazarenos bajo la lluvia para esperar el deseado claro y salir, Hermandades que salieron a lo loco y que se llevaron su correspondiente mojada. ¿Todo vale? Es un día de 365, quizás el más importante, pero si no se sale, opinión personal, no pasa nada. El patrimonio personal y artístico de una Hermandad debe estar siempre por encima de las pretensiones de salir por salir.

El personaje de 2012 tiene nombre y apellido: Adolfo Arenas. El presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías hasta el mes de noviembre y reelegido el pasado mes de junio presentó su dimisión a Monseñor Asenjo por las divisiones que se estaban produciendo en el seno del Consejo y las filtraciones a la prensa, provocadas por aquellos y auspiciadas por éstos, de decisiones importantes, como el pregonero o los nuevos estatutos. Su sucesor, Carlos Bourrellier, tiene por delante apaciguar los ánimos en 2013 para que los fastos a celebrar transcurran con la mayor de las garantías.

Tampoco podemos olvidarnos de aquellos que en este año 2012 fueron llamados por su señor para empezar a ver a sus imágenes desde los balcones del cielo. No podemos olvidarnos de Pepe Peregil, Jesús Gutierrez, Alfonso Jaramillo o de Manuel Ortega Ezpeleta.

¿Y que va a traer 2013? Pues en mes y medio el Via Crucis por el año de la Fe. Un Via Crucis que arrancó en el mes de septiembre y desde entonces sólo ha hecho dar palos de ciegos. Primero levantó mucha reticencia su celebración entre la Sevilla cofrade; en un primer boceto las imágenes irían a la catedral en andas, y ahora con pasos; elección de las Hermandades por parte del Consejo con mucha división en su interior. Aunque bien es verdad que últimamente está todo más encauzado. Todo esto acabará el 17 de febrero en la Avenida de la Constitución y el entorno de la Catedral con una celebración que se quedará para siempre en la memoria de todos los sevillanos, le pese a quien le pese.

¿Y qué más? Pues una Semana Santa esplendorosa con mucho sol, calor, dolor de pies, una buena cerveza al mediodía, globos que se van por el cielo y mucha gente por las calles. Todo el año de la Fe con todas sus celebraciones y salida extraordinaria de la Virgen de los Reyes, y en octubre, la Virgen de las Angustias de los Gitanos irá hasta la Catedral para conmemorar el XXV aniversario de su coronación canónica con un pontifical. Que Dios nos permita verlo todo. Feliz entrada y salida de año y próspero año 2013.

Redacta Manuel Barroso @manubarroso89

 

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org