Sin categoría

De Aquí se sale para Amar al Prójimo

Tweet En nuestra religión cristiana es frecuente citar una serie de proverbios o frases contenidas en la Biblia y que fueron en su día, según los evangelios, pronunciadas por Jesús, sus apóstoles y demás patriarcas de la Iglesia. El aporte cofrade a esta materia no es poco, pregones y frases de personajes célebres en nuestra ciudad se repiten hoy día entre el pueblo y se rememoran en los azulejos que decoran muchas de nuestras calles.
Hoy vamos a detenernos en uno que puede resumir perfectamente lo que hemos vivido esta semana y que puede servir como colofón para cerrar unos días cargados de mensajes sobre los que reflexionar. La cita a la que nos referimos no está situada en ninguna calle ni fue pronunciada por ningún pregonero, simplemente queda reflejada en una modesta cartulina que cuelga de la puerta de uno de nuestros templos o, mejor dicho, cuelgan. Porque son dos las cartulinas, cada una con un mensaje concreto pero que se relaciona con el que contiene la otra.

Se da la circunstancia, eso sí, de que ese templo acoge a una de las hermandades de penitencia de nuestra ciudad, corporación que no realiza estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral por ser de las llamadas “Vísperas de Sevilla” pero que llena de alegría cada Viernes de Dolores las calles de su barrio.
El cerco se va reduciendo con las pistas que vamos sacando a la luz, tranquilos no os haremos esperar más, nos referimos a la Parroquia de San Antonio María Claret. Esa en la que mora el Santo Cristo de la Misión junto a su madre, Nuestra Señora del Amparo.
Y es que todo aquel que se acerque a este templo del barrio de heliópolis podrá observar a poco que agudice la vista que en su puerta cuelga uno de esos dos carteles que antes mencionábamos y que reza “aquí se entra para amar a Dios”, clara declaración de intenciones del sentido que tiene la celebración de la Eucaristía; aunque esos a los que “comulgar les da gastritis”, como dijo el pregonero, se empeñen en ver solo a un grupo de hipócritas casposos y que apestan a incienso.
Por si esto fuera poco, al salir, otra cartulina completa el mensaje “de aquí se sale para amar al prójimo”, no hay más que decir.

Sin duda dos frases que podemos aplicar a esto que acaba de pasar y que se llama Semana Santa, días de recogimiento en los que se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo. Días que comenzaron el Domingo de Ramos y en los que el sevillano se dispuso precisamente a eso, a entrar en la Semana Santa con la idea de amar a Dios a través de la representación de su pasión por las calles de la ciudad. Pero todo eso quedará en nada si no completamos el mensaje con el contenido de esa otra cartulina que vemos al salir del templo claretiano, porque no hay duda que si en esta semana hemos tenido tiempo de sobra para amar a Dios ahora que ha acabado es el turno de salir de ella sí, pero de salir con una clara intención: la de amar al prójimo.
Es este mensaje dual, unido al de la Resurrección, el que da sentido a todo. De nada habrá servido el recogimiento de estos días si no hemos reflexionado y hemos llegado a la conclusión de que lo que sucedió en Palestina hace dos mil años solo tenía una intención: ser un ejemplo de amor al prójimo.

José Mª Cruz para ElCostal.Net

AnteriorSiguiente
Jartible Cofrade desde 1991 · Tecleando con más de 140 caracteres · Coordinador de ElCostal.org