Semana Santa 2017

Un Martes Santo sin retrasos pero con mucha calor

Sin duda alguna, la jornada del Martes Santo quedará marcada por el incesante calor sufrido por los hermanos del Cerro del Águila. Ni los abanicos agitados por los acompañantes, ni la bebida refrescante, podían aliviar las altas temperaturas sufridas en su camino de ida hacia la carrera oficial, Tan solo al llegar al centro de la ciudad pudieron encontrar algo de sombra.

Todas las hermandades que comenzaron sus recorridos cuando más apretaba el calor, vieron como su cuerpo de nazarenos se veía mermado en fuerzas. Pero no hay nada que pueda con las ganas y devoción de los hermanos hacia sus titulares. Javieres, San Esteban, Estudiantes y San Benito fueron las cofradías más perjudicadas.

Otro aspecto a destacar considerablemente, es el leve retraso acumulado al final de la jornada, algo inusual en la jornada del Martes Santo.

En cuanto a lo acaecido en las propias hermandades, resaltar el maravilloso conjunto que ha conseguido formar la Hermandad de los Javieres añadiendo la figura del San Juan junto a la Virgen de Gracias y Amparo. En anécdota queda el incidente sufrido por la nueva imagen, cuando que sufrió la caída de una de sus manos.

También suscitó comentarios las nuevas vestimentas de las imágenes secundarias del paso de misterio de San Esteban, realizadas por David Calleja.

Por último, no podemos olvidarnos de la Banda del Santísimo Cristo de la Sangre, que está de celebración por el 25º aniversario de su creación. En la noche del Martes Santo, la formación interpretó la marcha “Campanilleros” al palio de Nuestra Señora de la Encarnación.

AnteriorSiguiente
Community manager y fotógrafo profesional